Consumo

Italia y Francia se siguen manteniendo como referentes del mundo de la moda

Si investigamos un poco, descubriremos que la mayor parte de las grandes firmas relacionadas con el mundo de la moda llevan una trayectoria de décadas o incluso algunas se fundaron hace más de un siglo.

¿Cómo pueden mantenerse en la cima a lo largo de los años? De una parte, la calidad y la singularidad deben ser su bandera, pero de otra, una buena campaña de marketing es esencial para comunicar al cliente potencial que adquirir una prenda de esa marca será la mejor elección, siempre.

Este marketing pasa a veces por mantener unos precios tan elevados que rocen la locura, sólo al alcance de unos pocos millonarios o afortunados ganadores de un premio singular, para que el cliente tenga una sensación de pertenencia a un grupo de élite.

No es casualidad que a Italia se la considere la cuna de la moda de lujo: al menos cuatro de las grandes firmas del sector (Armani, Versace, Prada, Gucci) fueron fundadas en este país.

Las pasarelas de Milán son un auténtico referente y presentan modelos de bolsos por un valor de 10.000 $ en el caso de Prada, por poner un ejemplo.

Francia cuenta sin embargo con los diseñadores con precios más elevados en sus productos de alta gama: Louis Vuitton ha vendido en el último año un baúl de tocador por aproximadamente 180.000 $.

Hermes, Chanel o Dior son otras de las firmas francesas que se encuentran en el top 10 de las más caras alrededor del mundo.

Estas firmas no disponen de demasiadas tiendas físicas en las que poder adquirir sus prendas, otra estrategia de marketing similar a la del precio: cuanto más inaccesible, más deseado.

Sin embargo, Internet ha cambiado la manera en que compramos, por lo que existen tiendas online multimarca en las que podemos acceder a ciertos productos incluso a un precio inferior que en la web oficial de cada una de ellas, con diferencias en torno a un 20% de descuento.

No obstante, los productos estrella se reservan a la venta en exclusiva en tiendas físicas y web oficial, reconduciendo a los mejores clientes a una relación directa con la marca, nuevamente diferenciando a la élite del resto de la humanidad.

 


Nuestro Face