Mundo

La policía de Austin busca al ‘Unabomber’ de Texas

La cosmopolita y tranquila ciudad de Austin -capital de Texas- está en alerta desde hace unos días. Tras cuatro explosiones en menos de un mes, que han dejado dos víctimas mortales y cuatro heridos de diferente consideración, la policía de la capital texana busca a un posible “terrorista en serie” como responsable de las bombas, según las autoridades. Al igual que el conocido Theodore John Kaczynski, apodado Unabomber, envía cartas bomba sin un objetivo determinado.

La última detonación se produjo este domingo por la noche en la zona sur de Austin y presenta “ciertas similitudes con las tres anteriores”, explicó el jefe de policía de la ciudad, Brian Manley, durante una rueda de prensa ayer. Pero también diferencias. La bomba del domingo se activó cuando dos transeúntes que caminaba por la acera pisaron o golpearon un cable que hizo detonar el dispositivo.

La existencia de ese cable indica, apuntó Manley, que el sospechoso tiene un “nivel de sofisticación y unas habilidades más elevadas” de las mostradas en las otras explosiones. También sugiere un cambio en la metodología porque pretendía alcanzar a alguien “al azar”, subrayó.

En los otros tres casos, que sucedieron los días 2 y 12 de marzo y que según la policía estaban relacionados, las bombas estaban escondidas en paquetes que el atacante dejó en la puerta de tres viviendas particulares.

No hay duda de que “estamos tratando con un terrorista en serie”, subrayó el jefe de policía, que cuenta con la colaboración del FBI y la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF por sus siglas en inglés) para las pesquisas sobre las explosiones que tienen a la ciudad en estado de alerta.

El agente del FBI, Christopher Combs, desplazado a Austin para la investigación en la que trabajan medio millar de agentes también se refirió a la naturaleza más “sofisticada” de este dispositivo y la preocupación añadida por el uso del cable para detonar el dispositivo. Ante este nuevo escenario, las autoridades han insistido a los vecinos que eviten tocar nada que resulte extraño.

“Recuerda no mover, tocar o abrir paquetes inesperados/sospechosos”, advertía el jefe de policía de Austin vía Twitter (en español y en inglés) este lunes. También pedía a la comunidad que prestase mucha atención a cualquier dispositivo sospechoso o fuera de lugar y que contactase con las autoridades.

Sin pistas fiables sobre quién está detrás de las explosiones, las autoridades locales y federales aumentaron este lunes la recompensa ofrecida para quien pueda aportar algún dato sobre el autor de estos artefactos hasta 115.000 dólares (unos 93.000 euros).

En la explosión del domingo dos jóvenes, de 22 y 23 años, fueron heridos y trasladados a un hospital cercano con heridas “significativas” y su pronóstico es “estable”. En la primera explosión, del 2 de marzo, murió un trabajador de la construcción de color, Anthony Stephan House, tras manejar el paquete que se encontró en el porche de su casa.

Diez días después estalló la segunda bomba, en la que falleció el estudiante afroamericano Draylen William Mason -que quería ser cirujano- al de abrir la caja que habían dejado en la puerta de su residencia; su madre resultó herida por la explosión. Ese mismo día, horas más tarde, explotó otro artefacto en otro barrio de la ciudad, en el que fue herida una mujer hispana de 75 años tras manejar un paquete que estaba junto a su casa.

Hasta este domingo, las autoridades barajaban la hipótesis de que fuesen atentados racistas en la ciudad. Las víctimas de la última explosión son dos jóvenes blancos, sin embargo la policía no descarta que se trate de crímenes de odio.

El alcalde de Austin, Steve Adler, reconoció en una entrevista en la cadena ABC que la “comunidad está muy ansiosa en este momento” por los “horribles acontecimientos” que se han producido en la ciudad. Sin embargo, mandó un mensaje tranquilizador a la población señalando que hay “un ejército de agentes federales” trabajando para averiguar quién es el responsable.

 

Fuente: El Mundo

Etiquetas