Política

Pese a las filtraciones y fallas aseguran que el túnel de Mendoza no está en riesgo

El Tribunal de Cuentas detectó problemas de impermeabilización en el techo y las paredes del paso bajo nivel de la calle Mendoza. La Provincia dijo que no está en riesgo la estructura. Estimó que este año transferirán toda la obra a la capital.

La luz al final del túnel es de color rojo, al menos por ahora. Los trámites para avanzar con el traspaso definitivo a la Provincia de los túneles de las calles Mendoza y Córdoba, además de los puentes peatonales, tuvieron que ser frenados -una vez más- debido a filtraciones que fueron detectadas en uno de los cruces bajo nivel. En el otro corredor vehicular, además, hay fallas en el asfalto que tienen que ser solucionadas antes de que la obra pase a manos del Poder Ejecutivo y, posteriormente, a las de la Municipalidad de la capital.

A través del Acuerdo N° 2.869, el Tribunal de Cuentas (TC) manifestó su oposición a la recepción provisoria de la obra de parte de la empresa Tensolite. Personal del departamento de ingenieros fiscales detectó algunas fallas en el túnel de calle Mendoza, que fue inaugurado en junio de 2017. “Filtraciones en techo y paredes, exponiendo defectos en la impermeabilización de la losa superior y en el sistema propuesto por la contratista para la solución de las filtraciones”, se precisó .

El subsecretario de Obras Públicas de la Provincia, Daniel Rivero, explicó que al momento del control, la semana pasada, se detectó una filtración de agua en una junta. “Es una situación que, como toda junta, después de tanto tiempo tiende a fallar”, reconoció el funcionario. Y aclaró: “no está en riesgo nada de la estructura. Es algo que, se podría decir, es hasta estético”.

El funcionario, que se desempeña en la oficina que encabeza Cristina Boscarino, indicó que ya se notificó del inconveniente a Tensolite para que lo solucione, dado que la obra se encuentra en el periodo de garantías. Es decir que los costos de las reparaciones corren por cuenta de la empresa. “Cuando terminó la obra, a esa situación no se la percibía. Ahora apareció, pero es algo menor; no habría demasiado problema (en solucionar la filtración), porque se inyecta unos productos (en la junta), ellos sabrán cómo hacerlo. Se podría hacer de nuevo la inspección y terminar con el traspaso”, confió.

Rivero también reveló que en el cruce bajo nivel de calle Córdoba, obra que fue realizada por la constructora Ingeco e inaugurada en octubre de 2016, se detectaron fallas en la calzada. “Hemos notificado a la empresa de esos problemas y estamos a la espera de que los resuelva. Si no lo hace, se podría accionar sobre los fondos de garantía, que están para resguardar la obra”, explicó el funcionario provincial.

Obra de “largo aliento”

Los trabajos de infraestructura que permiten sortear -por abajo y por arriba- las vías del Ferrocarril Belgrano comenzaron en agosto de 2013, durante el mandato de José Alperovich. Las obras tuvieron sucesivas demoras. Una de ellas fue debido a las napas freáticas en el cruce de calle Córdoba. La solución fueron cuatro pozos de bombeo que permiten tener deprimidos los niveles del agua. Una vez habilitados los cruces, se el TC informó sobre distintas fallas que se fueron corrigiendo. En el predio, además, se observan muchos daños provocados por el vandalismo.

Rivero adelantó que, cuando se reparen los fallas detectadas en los cruces subterráneos, se pedirá una nueva inspección al TC para cumplir con todo el proceso de aprobación de obra. “Es el último paso para encarar el tema de la recepción definitiva y del traspaso a la Municipalidad”, aseguró. Como los pasos peatonales ya están listos, el funcionario contó que -cuanto tengan la autorización- buscarán traspasar todas las obras en simultáneo a la capital. “La intención nuestra es que el traspaso sea en los próximos meses; desde el punto de vista técnico, no tendría que tener demasiados problemas”, señaló el subsecretario de Obras Públicas de la Provincia.

Algo incompleto

El secretario de Gobierno del municipio, Walter Berarducci, indicó que hasta el momento la Intendencia no fue contactado respecto a una posible transferencia de obra para este año. Incluso, señaló que no mantienen tratos institucionales con Obras Públicas. “La postura de la Municipalidad siempre va a ser: concluida la obra y evaluada por nuestros técnicos, ahí se verá la aceptación de la transferencia. Pero, obviamente, ellos no pueden transferir algo que esté incompleto”, expresó.

El funcionario municipal, a su vez, destacó los espacios de esparcimiento que se realizaron en la zona, sobre calle Suipacha. “A los espacios circundantes (a los túneles), por iniciativa del intendente (Germán Alfaro) y por pedido de los vecinos frentistas, se los está acondicionando. Se les está dando iluminación, mobiliario urbano y juegos para bajar la peligrosidad y la delincuencia que había ahí”, aseguró. Explicó, además, que el mantenimiento de esos espacios corre por cuenta de Espacios Verdes de la Municipalidad.

Fuente La Gaceta

Etiquetas

Nuestro Face