Sociedad

La Municipalidad drenó la laguna contaminada de Los Vázquez y ahora será una plaza

La Municipalidad drenó cientos de miles de litros de líquidos contaminados, que fueron trasladados a la planta de tratamiento de la Provincia.

Mercedes Monteros contó que se había despertado feliz. Siete días después de que se publicó el reclamo de ella y de otros vecinos de Los Vázquez, la Municipalidad de San Miguel de Tucumán drenó y rellenó por completo una laguna de agua podrida, plagada de desperdicios y basura. Más de 800.000 litros de líquidos fueron trasladados a la planta de tratamiento de la Provincia. “Espero que ahora mis hijos dejen de enfermarse con esos granitos que les salían en el cuerpo por jugar ahí”, contó la mujer.

“El problema más grande del barrio es que la laguna se llena cuando llueve, rebalsa y todo eso inunda mi casa y las de los vecinos. Entonces a los chicos le salen granos en el cuerpo. Creo que es por el agua contaminada”, había contado Monteros con Madeleine, de 11 meses, en brazos. La bebé también tenía la marca de un grano en el pecho. Desde el Siprosa habían confirmado que las lesiones en la piel eran casos de piodermitis.

Una semana de trabajo de los operarios municipales fue suficiente para cambiar la realidad de los últimos 20 años de la barriada del sureste de la ciudad. “Por instrucción del intendente Germán Alfaro (Cambiemos), comenzamos a trabajar desde el día en que se publicó la nota. Era bastante complicado pero aquí se ven los resultados: pudimos drenar y rellenar esta laguna. No me consta que nadie de la Provincia se haya comunicado con nosotros para trabajar, aquí estuvimos solos con las reparticiones municipales”, explicó Jorge Pérez Musacchia, director de Higiene Urbana municipal.

Piden una plaza

La cumbia de las casas vecinas apenas se escuchaba ayer por la tarde en Los Vázquez. El ritmo estuvo tapado casi por completo por el bullicio de los camiones de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán. Así fueron los últimos días del barrio, en los que una veintena de trabajadores del municipio logró erradicar una laguna de unos 80 metros de largo, 12 metros de ancho y hasta tres de profundidad. Pérez Musacchia explicó que se necesitaron 138 camionadas de relleno y ripio, por lo que tapar el hundimiento requirió de más de 180 toneladas de material. Cuatro camiones de desagote realizaron 16 viajes por día desde Los Vázquez hasta la planta de tratamiento de San Felipe, por lo que desagotaron más de 800.000 litros de agua contaminada.

Entre los montículos de tierra que una topadora distribuía, Jorge Darío Beltráncaminaba mirando al suelo: buscaba hierros que pudiera vender para tener para comer. “Los chicos se merecen un lugar sano, se merecen tener dónde jugar. Me sorprendió el apuro de todos por trabajar aquí, así que estamos contentos en el barrio. Espero que hagan una plaza con juegos infantiles”, expresó el vecino de 33 años.

Fuente: La Gaceta


Nuestro Face