Sin categoría

“La maté, la maté, ya se acabó la carnereada”

Se estima que Andrea Neri ingresó junto a su bebé de dos meses, hijo de Chirete Herrera, a la celda 372 del pabellón E (tercer piso), de la cárcel de Villa Las Rosas en Salta, el 5 de enero a eso de las 14. Según el testimonio de un detenido, vio a la pareja discutir en el baño, porque aparentemente ella quería terminar la relación.De la celda, Chirete salió a las 14.37, con el bebé en brazos y le dijo a los guardias: “La maté, la maté, ya se acabó la carnereada”. Entregó el niño y desató una tragedia.

Por su parte, según la Fiscalía Penal 1, Herrera vio una foto de Andrea Neri con otro hombnre en Facebook y la supuesta infidelidad hizo que la matara. Incluso un preso del pabelló E vio a Chirete y a Neri discutir en el baño. Al irse vio que él la arrastraba a la celda. Avisó a un guarida pero no lo escucharon.

Para matarla, Gabriel Herrera usó una gubia para atacar a su joven pareja. Según un detenido, esta herramienta se compra por yerba o azúcar dentro del penal.

Fuente: El Tribuno

Nuestro Face