Política

Concejales pidieron a la Intendencia el estudio de costos del boleto

La comisión de Transporte del cuerpo vecinal elevó a la Subsecretaría de Tránsito de la Municipalidad un requerimiento para que remita un estudio sobre el valor del pasaje.

El pedido de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat) para que se aumente de $19,30 a $37,85 el valor del boleto de ómnibus en el servicio urbano empezó a ser analizado por el Concejo Deliberante de la Capital.

En la comisión de Transporte del cuerpo vecinal, que preside el peronista Dante Loza, anticiparon que no están dispuestos a otorgar el incremento requerido por los empresarios. Sin embargo, el expediente tuvo ayer su primer impulso. A través de una nota, los concejales le solicitaron a la Subsecretaría de Tránsito y Transporte de la Municipalidad capitalina, a cargo del Juan Giovanniello, que remita un informe con el estudio de costos sobre el valor estimado del pasaje urbano.

Según explicaron desde la Intendencia, el equipo del jefe municipal Germán Alfaroesperará hasta el jueves de esta semana para resolver sobre el planteo. De todas maneras, existiría el acuerdo para que, entre el viernes y el lunes, se envíe el estudio de costos a la comisión de Transporte.

Sobre la base de esos datos, indicaron fuentes del Concejo, se debatirá si es necesario reajustar el boleto. En caso de que así lo entiendan los ediles, se elaborará un dictamen (podrían ser firmados otros, si surgen disidencias) para que el asunto llegue al recinto.

El precio actual del pasaje para las 14 líneas urbanas de la Capital fue fijado el 11 de marzo de este año, cuando pasó de $15,50 a $19,30. Hasta ayer, había sido la última vez que el Concejo Deliberante había aceptado tratar un incremento en el boleto ante los pedidos de Aetat.

Hace 11 días, el representante de los empresarios, Jorge Berretta, había enviado una nota al presidente del cuerpo vecinal, Armando Cortalezzi, para insistir con el planteo para que se revise la tarifa. “Conforme lo veníamos anticipando en anteriores presentaciones, que no fueron atendidas ni tenidas en cuenta en su real dimensión, las empresas prestatarias han llegado a un estado de situación que las pone literalmente al borde del abismo, poniendo en grave peligro la continuidad del fundamental servicio público que prestan diariamente a cerca de 1 millón de usuarios de la Capital y del Gran San Miguel de Tucumán, así como la correspondiente extinción de la fuente de trabajo que representan, con casi 4.000 puestos de empleo directo”, señala el escrito rubricado por Berreta, vicepresidente de Aetat. El texto llevaba adjunto un estudio de costos realizado por los empresarios, en el que estaba incluido “un 30% de incremento de los costos laborales, producto de la negociación paritaria en curso”, estimaba “el valor del boleto en $37,85, deducidos los subsidios que a valor nominal se siguen devengando”.

Juan Manzur: “el problema que hay es la asimetría”

“Hay que explicarles a los tucumanos, y es lo que tienen que entender, que hay mucha desigualdad, una notoria asimetría en la asignación de los recursos”, señaló el gobernador, Juan Manzur, en respuesta a los dichos del ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich. El funcionario de Mauricio Macri había dicho que el conflicto de los colectivos es de las “provincias” y de las “ciudades” donde tienen jurisdicción. Sin embargo, el análisis de Manzur es diferente. “El Gobierno de la Nación, de los subsidios que da, el 90% se queda en Capital Federal y en Provincia de Buenos Aires. El problema central es que hay una asimetría en la asignación de la plata”, indicó el mandatario. Reclamó que “sólo el 10% (restante) se distribuye en el resto de la Argentina”. Consignó luego que esto genera problemas “no sólo en Tucumán”. “Muchas provincias están con dificultades con el transporte”, alertó.

Osvaldo Jaldo: “nos están debiendo $120 millones”

El vicegobernador, Osvaldo Jaldo, cuestionó la decisión del Gobierno nacional de haber interrumpido el envío de subsidios a Tucumán por demoras en rendiciones de cuentas. “(Según funcionarios nacionales) se trata de unos $ 3 millones (por rendir); yo pregunto, nos están debiendo unos $ 120 millones, y por documentación equivalente a $ 3 millones no giran el saldo. Que se fijen el problema que se ha creado en Tucumán, porque los choferes no están cobrando el sueldo”, consignó. Advirtió que un equipo de la Provincia viajará hoy a Buenos Aires “para poner todo al día”. Pero señaló que “de manera permanente hay resoluciones del Ministerio de Transporte que cambian la metodología” de las rendiciones. “Queremos un mejor servicio, no queremos colectivos a los que se les salga la rueda en el camino; queremos que los empresarios empiecen a cumplir, pero para eso la Nación tiene que hacer los aportes que por ley corresponden”, advirtió.

Christian Rodríguez: “la Nación privilegia sus distritos”

“Me parece que puede ser una buena idea la creación de un ente para que se controle el transporte público e pasajeros en general en la provincia, y que no sólo incluya a los colectivos. Sí hay que estudiar a fondo la letra chica del proyecto, para ver cuáles son sus alcances”, señaló el legislador Christian Rodríguez, jefe del bloque Peronismo del Bicentenario. El aliado a la Casa de Gobierno advirtió que, al margen de la propuesta, tiene una certeza. “Estoy seguro de que la sociedad y el Estado no pueden estar rehenes de los empresarios; hay que darle una solución al tema del transporte. Un ente que se dedique sólo al control puede ser una salida”, analizó. También se refirió a las “asimetrías” que generan quejas de la Provincia. “Es obvio que el Gobierno nacional privilegia los distritos con su mismo signo político; y a los que no lo son, les exige todo tipo de documentación para trabar los envíos. Es una decisión política”, resumió.

Dante Loza: “es impracticable un boleto a $37,85”

El presidente de la comisión de Transporte del Concejo de la Capital anticipó que se avanza en la búsqueda de “una solución de fondo para el tema” del transporte. El peronista cuestionó los dichos del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, sobre el conflicto en Tucumán. “Él sabe que la asimetría es real: todo va a parar a Buenos Aires y a Capital Federal”, dijo Loza. Destacó que la Nación “ha optado por congelar el monto de los subsidios” al sector, en un contexto de inflación. “Si no se da otra solución, (el costo) va al pasajero”, advirtió. Luego, reconoció que “la solución que hay en este momento es el precio”. “Tenemos que ver de qué forma se arbitran los medios para que no sea siempre así”, detalló. Confirmó que, a partir del requerimiento de Aetat, la comisión aguarda el estudio de costos de la Intendencia. Pero aclaró: “es totalmente impracticable (un boleto a $37,85)”.

Eudoro Aráoz: “hubo dejadez de parte del Gobierno”

“El Gobierno de la Provincia nunca se preocupó por solucionar este problema. Prefirieron dilapidar el dinero en la campaña electoral multimillonaria que acaba de pasar, con muchos puntos oscuros cuyos alcances todavía no conocemos”, señaló el legislador radical Eudoro Aráoz. Recordó que en 2018 había aportado un proyecto para buscar alternativas ante la crisis del servicio de ómnibus. “Mi propuesta, firmada junto a Rubén Chebaia, era que se cree una comisión de estudio del conflicto del transporte en la provincia. Pero no nos hicieron caso. Hubo una dejadez absoluta del Gobierno para solucionar esta crisis. La realidad indica que hay muchos aspectos a mejorar. El servicio de transporte urbano es absolutamente distinto al interurbano; tienen distintos tipos de caminos, de distancias en los trayectos, de cantidad de pasajeros. Pero nunca quisieron dar este debate”, sostuvo el ex presidente del Colegio de Abogados.

Silvio Bellomio: “que se subsidie a los usuarios”

“La Provincia debe garantizar el transporte a todos los tucumanos. Si consideran que la culpa es de la Nación, es también su obligación hacer valer los derechos de los tucumanos para que esto no suceda”, afirmó el legislador Silvio Bellomio (bloque Consenso Tucumán) sobre el conflicto que persiste en el servicio público de pasajeros. El vicepresidente de la comisión de Hacienda consideró que “los únicos perjudicados por las pésimas gestiones son los tucumanos”. Y agregó: “como legislador, he presentado proyectos y he solicitado informes, que han sido tratados ni respondidos, sobre los problemas estructurales que afectan a la provincia. En este caso, busqué que se cambie el paradigma y que se subsidie a los usuarios, y no a las empresas”. Según el peronista, “la anomia y el estancamiento de Tucumán son la peor cara que vivimos a diario”.

Fuente La Gaceta

Nuestro Face