Policiales

El Pepo manejaba la camioneta que volcó y no le hicieron la alcoholemia

Fue un volantazo en la ruta en medio de la niebla. El que lo dio fue el cantante de cumbia El Pepo, que iba manejando su camioneta. Después vino el despiste, un vuelco y la tragedia inmensa: la muerte del trompetista Ignacio Abosalhee y el manager de su banda, Nicolás Carabajal.

“El Pepo”, que se llama Rubén Darío Castiñeiras (44), y Romina Cándias (28), corista de la banda, resultaron heridos. Los cuatro circulaban a bordo de la Honda CRV blanca del cantante por la ruta provincial 63. El accidente ocurrió a la altura del kilómetro 8,500 hacia la Costa Atlántica, a donde iban a realizar una serie de shows, a las 2.15 de este sábado.

Aunque en un video grabado durante la asistencia de los rescatistas a las víctimas El Pepo negó ser quien manejaba la camioneta, fuentes del caso confirmaron a Clarín que el conductor en el momento del vuelco era el cantante. Por eso quedó imputado por “doble homicidio culposo agravado y lesiones graves culposas” y aprehendido por orden de la fiscal de la UFI N° 1 de Dolores, Verónica Raggio, quien tiene 24 horas para definir si lo deja detenido o no.

Abosalhee (29) y Carabajal (su edad no trascendió) iban durmiendo en la butaca trasera de la Honda CRV. Minutos después de las 22 del viernes, el trompetista había subido una foto a su Facebook junto al manager.  “Se viaja con la banda a la costa. Esta noche El Pepo en San Bernardo y Villa Gesell”, escribió.

Según los resultados preliminares de la autopsia, los dos jóvenes fallecieron como resultado del impacto. Uno de ellos salió despedido del vehículo y sufrió varias fracturas en el cráneo. El otro, una lesión grave en la médula espinal.

La fiscal del caso ordenó hacerle un control de alcoholemia al Pepo después del accidente pero no fue posible ya que no había un solo alcoholímetro entre Dolores y Chascomús. Tuvieron que extraerle muestras de sangre y orina que luego deberán ser peritadas para determinar si el conductor había consumido algún tipo de sustancia, y los resultados estarían recién en varios días. También es materia de investigación si en la camioneta había bebidas alcohólicas o hubo consumo durante el viaje.

En las próximas horas, El Pepo deberá prestar declaración indagatoria y su relato se analizará con los demás elementos que hay en la causa para definir si seguirá detenido o recuperará su libertad.

Fuente: Clarín

 


Nuestro Face