Policiales

Analizan rastros recolectados por el robo a un tour de compras en La Madrid

Un teléfono celular podría ser clave para la investigación del asalto a un contingente de comerciantes, ocurrido en la tarde del domingo en La Madrid, al sur de la provincia. Se trata de un IPhone, del que fue levantada una huella que podría pertenecer a uno de los delincuentes.
Desde el Ministerio Público Fiscal (MPF) se informó que en la causa tomó intervención la Unidad Fiscal de Investigación y Enjuiciamiento de Delitos Contra la Propiedad del Centro Judicial Concepción, a cargo del doctor Ramón Enrique Rojas.
El auxiliar fiscal, doctor Rodrigo Bilbao, supervisó las tareas en la escena, que se extendieron hasta la madrugada de este lunes. Además, las víctimas prestaron declaración y se confeccionaron retratos hablados de los sospechosos.
El dispositivo, que había sido sustraído a una de las víctimas, fue arrojado por los asaltantes cuando se daban a la fuga. El aparato, que cuenta con un sistema de rastreo satelital, emitió una alerta que permitió que posteriormente fuera ubicado, al costado de la ruta 308.

El artefacto será analizado para eventuales análisis comparativos en el marco de la investigación. Esas tareas serán efectuadas por el Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF) del Ministerio Público Fiscal (MPF), quienes se presentaron en la escena para llevar adelante pericias en el vehículo que trasladaba a los pasajeros y en la zona.
Las fuentes judiciales informaron que el IPhone será examinado mediante el sistema de extracción de datos forenses UFED, que permite capturar evidencia forense crítica de teléfonos móviles, así como realizar el examen de la tarjeta SIM.
El equipo UFED extrae datos vitales, como agenda de contactos, fotografías de la cámara, vídeos, audio, mensajes de texto, registros de llamadas.

El hecho

El domingo por la tarde, el colectivo partió desde San Miguel de Tucumán. Tenía como destino final Buenos Aires, donde los 35 pasajeros debían efectuar comprar en el barrio de Flores. Algunos de los pasajeros ascendieron a los largo del trayecto.
Cuando se desplazaba por la ruta 308, a dos kilómetros de la ruta 157, una camioneta se le cruzó en el camino, obligando al chofer a detener la marcha. Una persona que empuñaba un arma de fuego le apuntó para que abriera las puertas del lado conductor y la de los pasajeros.
Entonces, cuatro personas subieron. La primera, vestida con uniforme policial, redujo al chofer. Luego ascendieron sus cómplices, quienes se dirigieron al piso superior y, de manera violenta, comenzaron a exigir a los pasajeros todo el dinero que llevaban.

Extrema violencia

Las fuentes judiciales indicaron que los ladrones actuaron con extrema violencia. Según trascendió, uno de los coordinadores del tour de compras sufrió importantes lesiones en una rodilla, como consecuencia de los golpes que recibió en sus piernas durante el robo. Además, los ladrones efectuaron un disparo dentro del colectivo.
El chofer fue atacado a culatazos y obligado a ingresar por un camino de tierra, unos 300 metros. Ese momento fue aprovechado por los delincuentes para atar con precintos a las víctimas, y luego despojarlas de su dinero y otras pertenencias.
Los pasajeros, comerciantes que se disponían a adquirir mercadería, habrían llevado sumas de entre $ 30.000 y $ 100.000, aproximadamente. Se cree que el monto total superaría el millón y medio de pesos.

Durante unos 30 minutos, los malvivientes se dedicaron a revisar, golpear, amenazar y despojar a las víctimas de dinero, celulares, cadenas de oro y otras pertenencias. Una vez obtenido el botín, escaparon hacia Graneros. En el camino, descartaron el teléfono celular que posteriormente fue hallado por los investigadores.

Etiquetas

Nuestro Face