Política

En alza: por día roban 10 motos y secuestran 30

El robo de moto es uno de los pocos delitos al que pareciera que no ponen un freno: se sustraen 10 y se secuestran unas 30 por día. El informe del Ministerio de Seguridad ya está en las manos de los legisladores, que deben analizar esas estadísticas.

No son guarismos más, sino que se tratan de los números de la inseguridad. El titular de la cartera, Claudio Maley, será el encargado de explicar a los miembros de la Comisión de Seguimiento de la Ley de Emergencia en Seguridad.

Les comentará a los parlamentarios que bajaron los “escruches”, los asaltos, los homicidios y los motoarrebatos, pero tendrá que reconocer que aumentaron los arrebatos y pareciera que, después de 14 meses, siguen sin poder frenar el robo de moto.

Este es un trabajo esperado por todos los analistas. Se elabora con las denuncias que se realizaron en todas las dependencias policiales de la provincia. Este es uno de los pocos registros con los que se cuentan para evaluar el estado de situación de la provincia.

Sin embargo, por tercera vez consecutiva, el período en el que se reúnen los datos no son los mismos. El del segundo cuatrimestre de 2018 terminó siendo de seis meses. En ese informe se indican 7.793 delitos contra la propiedad, es decir, 1.299 por mes. Entonces, si se tuviera en cuenta los cuatro meses, los casos ascenderían a 5.196. El trabajo del primer cuatrimestres de 2019 tampoco es de 120 días, sino de 140, ya que se sumaron los casos registrados durante 20 días de diciembre. Los números, entonces, en el caso de los delitos contra la propiedad ascendieron a 4.049. En tanto que en el último informe, que van desde el 1 de abril al 31 de julio, se denunciaron 4.047, es decir, dos hechos menos. Fue mínima, pero reducción al fin.

Para ser más claros aún: el promedio de robo por día, en el primero fue de 43; en el segundo, de 33; y en el último se repite el guarismo.

Prevención y algo más

El incremento de las tareas de prevención también es importante. En entre abril y julio, siempre según los informes que realizaron las autoridades de Seguridad, se concretaron 700 operativos. En los otros dos trabajos cuatrimestrales, la cantidad de operativos no llega a los tres dígitos.

En el trabajo, que hasta el momento no tiene fecha de presentación en la Legislatura, también quedaron reflejados los incrementos que realizó el gobierno de Juan Manzur en el área de Seguridad. Los números de integrantes subieron un 5% (poco más de 500 efectivos) y también aumentó la cantidad móviles en un 10%.

Además se informa sobre los 2.000 chalecos que se entregaron en las últimas semanas y la adquisición de unos 300 equipos antimotines para dotar a los cuerpos de Infantería de la fuerza. Todavía siguen sin entregarse las armas que fueron adquiridas a una empresa de Israel.

En este cuatrimestre, según se consigna en el informe que ya tienen los legisladores, se incrementó el número de detenciones en un 20%. Las más de 1.900 personas arrestadas con causas (16 por día) generan otro problema: la falta de lugar de alojamiento. En el informe se confirma que, al cierre del balance, había 934 detenidos en las comisarías, los que representaba casi el doble de su capacidad, de 500 internos.

Uno: llegó la hora de los oportunistas

El tercer descenso consecutivo de los “escruches” a más de la mitad, con respecto al informe interanual,  es una de las principales novedades del informe que presentará el ministro Claudio Maley en la Legislatura. Lo mismo sucede con los asaltos: de 2.412 casos (valor promedio) en el segundo informe de 2018, en el trabajo que está por presentarse se detallan 1.750 en este período. El titular de la cartera de Seguridad deberá reconocer ante la comisión que, sorpresivamente, se incrementa casi el doble las denuncias de asaltos a los colectivos: en este cuatrimestre se denunciaron 27 casos, mientras que el anterior habían sido 15.

Dos: una de cal y otra de arena en los arrebatos

Uno de los delitos que más preocupa a los tucumanos es el arrebato. En esta modalidad de robo, la gente se siente vulnerada cuando camina por las calles de la provincia. El incremento con respecto al informe anterior es mínimo: apenas 16 hechos, pero se ha reducido considerablemente con respecto al trabajo (siempre en valores promedios mensuales) presentado en agosto del año pasado.  La cantidad de motoarrebatos disminuyó. Se denunciaron 169 casos en el segundo cuatrimestre, mientras que en el primero 229. Sí se incrementaron los arrebatos por tercer informe consecutivo. La diferencia entre ambas metodologías delictivas: los “motochorros” le están dando lugar a los oportunistas para encontrar víctimas desprevenidas.

Tres: las motos, otro dolor de cabeza

En Tucumán se denuncian en promedio 10 robos de motos por día, de acuerdo al informe que escucharán los legisladores. No sólo es un número impactante, sino que además pareciera ser imparable, ya que es uno de los pocos delitos que se mantuvo en alza en los tres informes. Sin embargo, las cifras en negro (las que no se registran) serían mucho mayores, ya que se cree que un mismo rodado puede ser sustraído en más de una oportunidad. Por una cuestión cultural y social, es evidente que el mercado negro de motos y motopartes sigue creciendo. En el trabajo estadístico se consigna que entre el 1 de abril y el 31 de julio, se secuestraron 3.670 rodados, es decir, más de 30. Aunque no hay precisiones sobre el tema, más del 70% de las retenciones se produjo porque a persona que conducía no tenía los papeles que justificaran la titularidad del rodado. Otro dato importante: se recuperaron 316 motos sustraídas, casi tres veces más que el año pasado.

Cuatro: cuidado con los autos

Otro de los datos llamativos que se produjeron en el informe es que hubo un leve repunte en el robo de autos (entre ellos la camioneta que estaba designada a la Legislatura) y en el hurto de los objetos que están en el interior de los vehículos. Más del 50% de los vehículos incautados fue recuperado por la fuerza de seguridad.

Cinco: crece la violencia, bajan los homicidios

Para los especialistas, estos son los números más creíbles de todos, porque un herido o un crimen no se pueden ocultar. Y en Tucumán, sucedió algo extraño. En la comparación entre el primer y segundo cuatrimestre, se incrementó considerablemente los hechos de violencia, pero al mismo tiempo disminuyeron los homicidios. Por primera vez en los 14 meses, el ministro Maley podrá asegurar que, según las estadísticas que maneja,  bajó más de un 10% la cantidad de homicidios. Sin embargo, y aunque resulte paradójica, las lesiones dolosas, es decir, el daño provocado por una persona a otra, se incrementaron casi un 50%. Otro dato llamativo es que se redujeron más de un 20% las denuncias de casos de abusos sexuales.

Seis: hubo más femicidios, bajan las denuncias

El segundo cuatrimestre de 2019, con cuatro femicidios, fue el período en el que más homicidios de estas características se cometieron en los últimos 14 meses. Durante los primeros 120 días se registraron tres. En tanto que en el trabajo de 2018 se daban cuenta siete, aunque la medición realizada en esa oportunidad superaba los seis meses. Otra referencia importante es que las denuncias de violencia de género cayeron de 3.913 a 2.083.

Siete: los uniformados a la calle

El jefe de Policía Manuel Bernachi está cumpliendo a rajatabla el anuncio de fortalecer las tareas de prevención. En el segundo cuatrimestre, según se consigna en el informe, se realizaron más de 700 operativos, conocidos como Ciudad Segura y Barrio Seguro, entre otros nombres. Los resultados, de acuerdo a la información proporcionada por el Ministerio de Seguridad, son positivos: se incrementaron el secuestro de armas (más del 50%) y las detenciones (un 20%). Para poder cumplir con este objetivo, tuvo un incremento de poco más del 5% de efectivos y un aumento del 10% de los móviles. La mayor cantidad de elementos respondió a la decisión del Ministerio Público Fiscal de entregar 42 unidades, casi un 5% del total de la flota.

Ocho: la muerte viaja en ruedas

En Tucumán, en el segundo cuatrimestre del año, murió más de una persona por día en un accidente de tránsito, según se consigna en el trabajo estadísticos que analizarán los legisladores. Si ese número asusta, imagínese si se entera que se duplicaron las víctimas fatales en los percances, teniendo en cuenta los números que se plasmaron en el primer informe del ministerio de Seguridad. La cantidad de personas que terminaron heridas por siniestros también se incrementó: más de un 40%; mientras que los accidentes fatales se duplicaron.

Fuente La Gaceta

Nuestro Face