Policiales

Máxima inseguridad: los taxistas salen a la calle a matar o morir

La ola de inseguridad contra los choferes de taxis va en aumento en toda la provincia. Hace sólo dos días un taxista fue baleado cuando lo quisieron asaltar en avenida Independencia y Rufino Cossio. El violento robo ocurrió a las 20.30.

El pasado jueves a las 5.30 Maximiliano Fernández un chofer de 28 años, fue asaltado por dos sospechosos en Lamadrid y La Rioja, y le quitaron sus dos teléfonos celulares.

El hombre denunció en la Policía que los pasajeros habían subido en calle Mendoza y Mitre. Un grupo de vecinos intentó linchar a los ladrones y la Policía pudo aprehenderlos.

Otro de los casos ocurrió el sábado a la madrugada. Dos jóvenes asaltaron a un chofer en Las Talitas y se dieron a la fuga en el taxi. La Policía persiguió a los sospechosos y los aprehendieron. Uno de ellos era menor y quedó en libertad. El otro involucrado, debía declarar en tribunales penales.

Temores

Debido al clima de inseguridad en el que viven, los choferes desconfían hasta de su sombra.

“Te puede robar una persona bien vestida o así nomas, de que te roban te roban. Incluso pasa que chicas embarazadas te dicen que las lleves hasta un cierto lugar y cuando están pagando el viaje, te aparecen unos tipos y te asaltan” le dijo Ignacio Carreño, peón de taxi con años de experiencia, a La Gaceta.

A Iván Mana en cambio, las precauciones no le sirvieron de mucho. “Eran jóvenes y muy bien vestidos. Justo al frente de una iglesia me apuntaron con el arma y me dijeron ´no te hagas el héroe y danos todo´, además de que me robaron todo lo que tenía, se llevaron las llaves. Yo quedé varado hasta que apareció un colega y pudo auxiliarme”, recordó.

Matar o morir

Según Carlos Pizarro, secretario general del Sindicato de Peones de Taxis en Tucumán, los hechos “abundan desde hace tiempo”. Pero en estos últimos meses se incrementó la cantidad de ataques.

Uno de los últimos casos fue el de un chofer asaltado cuando conducía su taxi en la esquina de avenida Independencia y Rufino Cossio. El chofer recibió un disparo en la espalda y tuvo que ser hospitalizado.

Segín Pizarro, la violencia extrema de los ladrones va de la mano con la avidez. Ya no se conforman con la recaudación del día, ahora quieren el reloj, la batería y hasta algunas autopartes.

El dirigente advirtió que existen casas de venta de repuestos usados, donde muchas veces se han ofrecido elementos robados a choferes de taxi. “El chofer sale a matar o morir. El trabajador sale a ganarse la plata como sea, levanta a cualquier persona en la calle arriesgando su vida con tal de ganarse un dinero. La situación es cada vez peor”, recalcó.

“Hay zonas rojas en donde no se hacen controles, o al menos no se los ve. Nosotros no le echamos la culpa a la Policía, sabemos que también es complicado para ellos. En los horarios de relevo de los agentes, hay áreas que quedan liberadas. Necesitamos más control. Los mismos ladrones conocen los movimientos de la Policía y usan la radio de ellos robando la frecuencia. ¡Hasta eso!”, concluyó.


Nuestro Face