Política

El patrimonio de la diputada tucumana Alicia Soraire creció un 200%

El patrimonio de Alicia Soraire, diputada nacional tucumana (FPV), aumentó muy por encima de la inflación registrada en 2018 (47,6%). La legisladora kirchnerista informó a la Oficina Anticorrupción que tiene bienes por $ 14,5 millones a diciembre del año pasado. Ese número implica un incremento del 200% respecto de 2017, cuando poseía $ 4,7 millones. De las declaraciones juradas entregadas al organismo que encabeza Laura Alonso surge que la suba obedece a dos razones: aumentos en los valores de dos inmuebles en la provincia de Buenos Aires y la revaluación de U$S 103.500.

Soraire era la única representante de Tucumán en el Congreso que adeudaba la actualización anual de los datos patrimoniales y, por esa razón, su caso no había entrado en el análisis grupal de las declaraciones juradas.

El formulario disponible en la base de datos de la OA indica que la legisladora nacional cumplió su obligación el 20 de agosto, es decir, casi tres semanas después de que venciera el plazo general.

En términos relativos, sólo al diputado Facundo Garretón (Pro-Juntos por el Cambio) le fue mejor que a su par kirchnerista durante 2018. Los bienes del macrista crecieron el 3.145% en el período considerado como consecuencia de la venta del emprendimiento Invertir Online.

Garretón encabeza la tabla de fortunas declaradas seguido por José Alperovich -PT- ($ 750 millones); Soraire ($ 14,5 millones); Pablo Yedlin -PJ- ($ 8,7 millones); José Orellana -PJ- ($ 8 millones); Beatriz Mirkin -PT- ($ 4,8 millones); José Cano -UCR- ($ 2,3 millones); Teresita Villavicencio -Evolución- ($ 1,7 millón); Marcelo Santillán -FPV- ($ 1,1 millón); Beatriz Ávila -PJS- ($ 962.000); Gladys Medina -PJ- ($ 700.000) y Silvia Elías de Pérez -UCR- ($ 635.000).

En esencia, el patrimonio de Soraire se compone de los mismos bienes que en 2017: dos casas de 200 m2 en la localidad bonaerense de Hudson adquiridas en 2010 y 2011 ($ 8,5 millones); una camioneta Toyota SW4 4×4 SR 2.8 TDI modelo 2015 ($ 750.000); una caja de ahorros con $ 343 y créditos a favor en la Administración Federal de Ingresos Públicos por $ 450.000. A ello hay que añadir la posesión en efectivo de $ 180.000 y de dólares equivalentes a $ 3,9 millones, además de bienes del hogar. La valuación de las propiedades dio un salto de $ 7 millones: al 31 de diciembre de 2017 suponían $ 1,5 millón. Pero a Soraire también le fue bien con el atesoramiento de la moneda estadounidense, decisión con la que ganó casi $ 2 millones.

Octava en gastos

La legisladora nacional kirchnerista dijo que necesitó U$S 3.333 o $ 130.000 para llegar a fin de mes durante 2018 (se toma esa moneda extranjera como referencia para mitigar el efecto de la inflación). Al igual que la mayoría de sus pares, Soraire redujo su nivel de erogaciones personales medidas en dólares: en 2017 gastaba U$S 5.100 mensuales. Con sus datos es posible precisar el consumo promedio de un legislador nacional tucumano. Esa cifra asciende a U$S 4.300 o $ 170.000 mensuales.

Soraire quedó en octavo lugar en el ranking de consumos personales declarados en 2018. Encabeza esa tabla el senador Alperovich (U$S 13.100). Le siguen Garretón (U$S 7.400); Medina (U$S 4.600); Santillán (U$S 3.800); Elías de Pérez (U$S 3.700), Villavicencio (U$S 3.600) y Mirkin (U$S 3.400). Después de Soraire vienen Orellana (U$S 3.200); Cano y Yedlin (U$S 3.000), y Ávila (U$S 2.700). Más allá de ofrecer una idea aproximada sobre el estilo de vida de los funcionarios, la prueba de los gastos informados es clave para justificar los incrementos patrimoniales registrados en cada ejercicio porque el patrimonio inicial más la renta equivale al patrimonio final más el consumo.

El gasto personal alude a las sumas globales empleadas para el mantenimiento propio y del grupo familiar a cargo. Ese rubro comprende desde la alimentación, el transporte, el vestido, la salud, el entretenimiento, la educación y los costos fijos de la vivienda hasta el turismo y la beneficencia.

Fuente: La Gaceta

 

Ponen una guardia policial en El Rosedal para evitar el enrejado


Nuestro Face