Policiales

Luego de ocho años, detuvieron en Bolivia a Luis Piccinetti

Luis Rafael Piccinetti, que está imputado junto a Silvia Raquel Lai del crimen del agricultor José Luis Salas (asesinado en julio de 2007), fue encontrado en Bolivia después de ocho años de haberse dado a la fuga sin dejar rastros cuando debía presentarse ante el tribunal para escuchar su sentencia.

El lunes 23 de febrero de 2011, el masajista a domicilio no concurrió a Tribunales y la Justicia ordenó su captura. “Yo preso no quiero ir. Voy a sufrir mucho viendo crecer a mis hijos y nietos desde la cárcel. El sólo hecho de pensar en las requisas durante las visitas me pone mal”, había advertido.

De acuerdo a la hipótesis de la fiscala de Instrucción, Adriana Giannoni, Piccinetti y Lai eran amantes. Salas, según esta versión, los descubrió y tuvo una fuerte discusión con Piccinetti, que en aquel entonces era dueño de un gimnasio. Días después, los acusados mataron al agricultor, dice Giannoni.

La víctima fue encontrada en su dormitorio. Había recibido varios golpes en la cabeza con un objeto metálico y pesado, indica la autopsia.

Un día después del homicidio del agricultor, la Policía secuestró en el gym de Piccinetti un pantalón, una campera y un par de zapatillas del acusado. Las prendas habían sido lavadas y tenían manchas de sangre pertenecientes a la víctima.

Piccinetti aseguraba que estas pruebas fueron “plantadas”, pero no quiso escuchar qué pensaban los jueces y se marchó aquel 23 de febrero. Hoy, fue capturado en el vecino país y será trasladado a Tucumán.

 

Fuente: La Gaceta

 

 

Video | Dolor en la comunidad educativa por la muerte de la docente

Nuestro Face