Política

La causa de los cuadernos va a juicio oral tras finalizar la investigación

El juez federal Claudio Bonadio elevó ayer a juicio oral la llamada “causa de los cuadernos”, expediente judicial que entró en escena el 1 de agosto de 2018 con una espectacular serie de allanamientos y detenciones de empresarios y exfuncionarios kirchneristas.

De acuerdo a la investigación de Bonadio y del fiscal Carlos Stornelli, Néstor Kirchner hasta su muerte y después la expresidenta Cristina Fernández estuvieron a la cabeza de una “organización delictiva” que recaudaba coimas entre empresarios ligados a la obra pública.

Entre los imputados figuran el exministro de Planificación Federal Julio De Vido y su colaborador Roberto Baratta, el exsecretario de Obras Públicas José López, y también los empresarios Aldo Roggio, Eduardo Eurnekian, Enrique Pescarmona, Carlos Wagner, Gerardo Ferreyra y Angelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri, por nombrar algunos de los 53 acusados.

Para Bonadio, tanto los exfuncionarios como los empresarios integraban la presunta banda delictiva; Cristina Fernández quedó acusada “en calidad de jefa” y por 28 presuntos hechos de coima. La acusación a De Vido es como “organizador”. La figura de organizador también alcanzó a Baratta, al financista Ernesto Clarens y a Wagner, extitular de la Cámara de la Construcción. Wagner habría actuado, dice Bonadio, como pieza clave de la “cartelización” de la obra pública. Los empresarios están acusados por el delito de “cohecho” (coima).

En el escrito de 154 páginas, Bonadio indicó que la finalidad de la presunta banda delictiva “fue organizar un sistema de recaudación de fondos para recibir dinero ilegal con el fin de enriquecerse ilegalmente y de utilizar parte de esos fondos en la comisión de otros delitos, todo ello aprovechando su posición como funcionarios del Poder Ejecutivo Nacional”.

Fuente: Los Andes

 

Ocho heridos en un avión que entró en una zona de turbulencia


Nuestro Face