Mundo

Batalla campal en Barcelona tras la condena a independentistas

Fuego y rabia. Las manifestaciones por la condena del Tribunal Supremo a los líderes independentistas derivaron en una batalla campal en Barcelona que se reprodujo por toda Catalunya.

Grupos de violentos engulleron las convocatorias de protesta y alimentaron el argumento de que el movimiento independentista no es “pacífico”. Fue la propia Moncloa la primera en señalar a los radicales y advertir de que el objetivo del Gobierno central “es y será en todo momento garantizar la seguridad y la convivencia en Catalunya”.

Y lo hará “si es preciso” con “firmeza, proporcionalidad y unidad”.


Nuestro Face