Policiales

Agentes de Guardia Urbana evitaron que una joven sea víctima de un motoarrebatador

El rápido accionar de los efectivos de la Guardia Urbana evitaron que una joven sea una nueva víctima de un motoarrebatador, quien quedó aprehendido a disposición de la Justicia provincial. Fue alrededor de las 13 del miércoles, cuando circulaban por avenida Poviña y al Pasaje Carlos Domínguez, del Barrio San Martín.

Los agentes llegaron justo en el momento en que un asaltante apuntaba con un arma de fuego a una joven que se encontraba en la parada del colectivo, para sustraerle su teléfono celular. Al advertir la presencia policial, el hombre intentó darse a la fuga pero no tuvo suerte: su motocicleta marca Gilera no funcionaba. Rápidamente, los efectivos lograron aprehenderlo, tenía un revólver calibre 22 en su mano derecha y en su mochila, un teléfono celular.

En el lugar se encontraba la víctima, una joven de 17 años, que reside en el Barrio San Martín, quien fue invitada a realizar la denuncia en la Comisaría Octava. En ese momento, cuando el aprehendido iba a ser trasladado a la Comisaría, se presentó otra adolescente de 16 años, también del mismo barrio, quien denunció que ese hombre le había robado minutos antes su celular, el cual se encontraba en poder del sospechoso en su mochila.

 

El aprehendido fue trasladado a la dependencia policial con el arma de fuego, el teléfono celular y la motocicleta en la circulaba, elementos que quedaron secuestrados a disposición de la Fiscalía Especializada en Robos y Hurtos de la IV Nominación, desde donde se convalidó su aprehensión por robos agravados reiterados. Se trata de un hombre de 28 años, oriundo de El Manantial.

El procedimiento policial fue supervisado por el Segundo Jefe de la Comisaría Octava, Subcomisario Fernando Brito. /Secretaría de Comunicación Pública de Tucumán

 

Sofocaron un intento de motín e incendio en la Dirección de Investigaciones de la Capital

Nuestro Face