Policiales

Marcha de los familiares de policías caídos en servicio

Los familiares de víctimas de la inseguridad se hicieron sentir en la plaza Independencia.

“¿Se acuerda de que antes veníamos unos cuantos? Fíjese cuántos somos ahora. Y esto es porque nuestros hijos están abandonados, desprotegidos por las autoridades de Seguridad”, aseguró Gladys, la madre de José María Concha, uno de los policías que murió al enfrentarse a los supuestos ladrones que intentaron robarle la moto en Los Pocitos.  

La mujer encabezó la marcha que se desarrolló en la plaza Independencia y que contó con la participación de los familiares de Cristian Peralta, Sergio Páez González, Pedro Marcelo Jiménez, David Aragón y Juan Domingo Andina, entre otros. 

“La situación es muy grave. Por la falta de equipo son carne de los delincuentes. Además, está claro que los uniformados son unos trofeos. Lo más grave que esto no termina con los policías, sino que también está afectando a toda la sociedad”, comentó la mujer, al observar que la familia de José Luis Bolart, el joven que fue ultimado cuando cambiaba la rueda hace tres semanas, se sumaba a la marcha.

Los manifestantes se congregaron al frente de las escalinatas de la Casa de Gobierno. El momento más tenso se vivió cuando un grupo de mujeres avanzó hacia las rejas. “Entendemos que cumplen órdenes de sus jefes, pero pónganse del lado de sus esposas, que no saben si volverán con vida a sus casas para ver a sus hijos”, les gritaron en la cara a los custodios. Después exigieron a gritos la renuncia del ministro de Seguridad, Claudio Maley, y del jefe de Policía, José Díaz. “Están pasando demasiadas cosas feas en la provincia y nadie se hace cargo”, advirtió Concha. 

Luego dieron dos vueltas a la plaza Independencia. “Súmense, apoyen a los policías que ponen en peligro sus vidas para protegerlos”, les gritaban a los transeúntes que, de a poco, se fueron sumando a la concentración.

Antes de que finalizara la marcha, el diputado nacional Pablo Yedlin fue increpado por los participantes de la manifestación. “Me había acercado para confirmarles que intercedí para que fueran recibidos por el ministro Maley”, explicó.