Sociedad

La Pastoral Social del NOA preocupada por la pobreza estructural y la falta de empleo

Los equipos diocesanos de Pastoral Social de Jujuy, Humahuaca, Concepción, Orán, Cafayate, Catamarca, Añatuya, La Rioja y Tucumán, se reunieron los días 23 y 24 de noviembre en la capital tucumana a fin de tratar el tema de ¨La realidad del trabajo en la época actual¨. Hicieron un llamado a “no permanecer indiferentes” y desarrollar políticas públicas para revertir la pobreza estructural, el hambre y el desempleo en la región.

A raíz del reciente fallecimiento del obispo de Cafayate, se nominó el encuentro “Monseñor José Demetrio Jiménez” como homenaje a quien fue un gran impulsor de la Pastoral Social en la región.

Presidieron las jornadas, monseñor José Meliton Chávez, obispo coadjutor de Concepción y coordinador de Pastoral Social del NOA, y el presbítero José Abuin, coordinador de la Pastoral Social de Tucumán.

Los participantes abordaron el tema de la realidad del trabajo en el NOA y contaron con la presencia de referentes del gobierno provincial que aportaron datos estadísticos de la situación de empleo/desempleo, trabajo en negro y pobreza en la región, desde una mirada del Estado.

Asimismo, hicieron su aporte la filósofa Ruth Ramasco, desde el compromiso social como continuidad de la misión de cristianos; el presbítero Arsenio Barrionuevo desde la Doctrina Social de la Iglesia y el contador Hugo Ferullo desde la visión económica del trabajo humano.

Otro punto de reflexión fue la Economía de Comunión, espacio en el marco de la reforma económica de la Iglesia que fue presentado por Aldo Calliera y el ingeniero Jorge Demagistri.

Las diócesis participantes expusieron las realidades que se viven en sus territorios, donde son comunes los altos índices de desempleo, trabajo en negro o informal, empleo estatal y precarizacion laboral en un marco social de pobreza y marginación de amplios sectores de la vida laboral y social.

Los delegados diocesanos plantearon la necesidad de tomar conciencia del cuidado de la Casa Común, como expresa el papa Francisco en su encíclica Laudato si’ y en el reciente Sínodo de la Amazonía, condenando la tala indiscriminada de árboles, el uso de pesticidas que enferman y matan a los trabajadores agrarios y las poblaciones rurales, la minería como depredación del medio ambiente, el problema del agua como derecho humano, en contra del uso industrial abusivo que priva a muchos pueblos de su uso esencial para la vida.

También reflexionaron sobre la falta de distribución de la tierra, con grandes latifundios en manos de unos pocos dueños que mantienen improductivas, contra la situación de hambre y abandono de los pequeños terratenientes y productores.

A modo de conclusión, los referentes de Pastoral Social del NOA advirtieron que en la región se da un índice de pobreza estructural de más del 40%, un alto índice de desempleo, de trabajo en negro y precarización laboral.

“Hacemos un llamado a las comunidades religiosas, instituciones de la sociedad civil y los gobiernos a no permanecer indiferentes ante estas realidades y a trabajar mancomunadamente, con diálogo social y compromiso, en las políticas públicas que revientan ésta situación”.

Los participantes proyectaron, además, la realización de una “Semana Social del NOA” para el próximo año, a concretarse en Tucumán con el objetivo de difundir las conclusiones del Sínodo de la Amazonía./aica

 

VIDEO: rápida reacción de la Municipalidad para erradicar un basural


Nuestro Face