Política

La denuncia contra Alperovich disparó un proyecto de Protocolo presentado por el bussismo

El Bloque de Fuerza Republicana presentó en la Legislatura un proyecto de ley que propone un protocolo para la prevención de la violencia laboral en el ámbito parlamentario. La iniciativa contempla la creación de un Comité de Seguimiento de la Violencia Laboral y de Género para que brinde asesoramiento a las víctimas.

La iniciativa fue presentada en medio del escándalo de la denuncia por abuso sexual agravado contra el senador José Alperovich, condena distintos tipos de violencia: agresión física; acoso y agresión moral; acoso moral o psicológico y hechos de connotación sexista o violencia simbólica.

El objetivo, explicó Ricardo Bussi es “prevenir y erradicar la violencia en el ámbito laboral, garantizando un ambiente libre de discriminación por cuestiones de género, identidad de género, orientación sexual, clase, etnia, nacionalidad, religión, discapacidad, razones políticas, sindicales o de cualquier tipo”.

Entre las formas de violencia, la propuesta considera a la agresión física, al acoso sexual, a la agresión sexual, al acoso psicológico y a los hechos de connotación sexista o violencia simbólica.

La propuesta impulsa la creación de un Comité de Seguimiento de Violencia Laboral y de Género para recibir las denuncias, acompañar, asesorar y dar asistencia psicológica y legal para la víctima.

En caso de transformarse en Ley, su aplicación se dará “a todo tipo de empleo en el ámbito de la Honorable Legislatura de la Provincia de Tucumán quedando comprendido el personal que presta servicios con carácter permanente, contratado y transitorio, tanto entre personal de igual jerarquía como por los de mayor rango respecto de los de menor jerarquía y viceversa”.

“La persona denunciante recibirá durante todo el procedimiento asesoramiento asesoramiento integral a través del Comité de Seguimiento de Violencia Laboral y de Género”, expresa el proyecto.

El protocolo también propone que el procedimiento sea gratuito para la persona afectada y que se reserve la identidad del denunciante desde el inicio hasta la finalización del mismo, así como de “las demás personas involucradas”.

El proyecto lleva las firmas de los bussistas Sandra Orquera, Juan Rojas, Mario Huesen, Ricardo Bussi y Horacio Vernal.

 

Beatriz Rojkés de Alperovich dejaría el país en los próximos meses

Etiquetas

Nuestro Face