Política

Alberto Fernández prepara un plan para pasar el verano

El presidente electo Alberto Fernández hará en las próximas horas un último intento para incorporar a Roberto Lavagna al futuro gabinete. Las conversaciones se van a realizar en el máximo secreto y Alberto pondrá como “fecha tope” el lunes. La intención es incorporar a Lavagna como un “ministro coordinador” de toda el área económica del futuro gobierno. En caso de que Lavagna insista con su reticencia, formalmente se le ofrecerá ser el titular del Consejo Económico y Social.

Roberto Lavagna habló con su equipo esta semana y ratificó lo que dijo en campaña. Admitió en privado los sondeos, pero volvió a decir que no va a aceptar ser jefe del Palacio de Hacienda. Así lo dijo: “ Yo voy a cumplir lo que dije en campaña. No voy a ser ministro”.

En cambio el economista no da por cerrada una negociación por el Consejo Económico Social. Lavagna afirmó: “Eso es una propuesta a mediano plazo. Se verá más adelante”. No comparte la forma como el gobierno electo trabaja las propuestas económicas.

El ex ministro tiene buena relación con Alberto, pero no coincide con el diagnóstico de sus equipos técnicos: cree que no han tomado la exacta dimensión de la gravedad de la crisis argentina. En caso de que el último intento no prospere, Fernández tendría decidido que una nueva figura se incorporará a la futura conducción económica. El “tapado” sería Martín Abeles, de estrecha relación con Alberto. Heterodoxo y actual director de la CEPAL en Buenos Aires y con vínculos en Washington, en el bunker de Puerto Madero insisten en que Abeles manejará la jefatura en el área de Finanzas y Hacienda. Fue secretario de Política Económica de Néstor Kirchner e integra el núcleo de poder: es esposo de Cecilia Todesca, la economista que más escucha Alberto.

El “ tapado” ya se incorporó al nuevo equipo económico: sería ministro y trabajaría en dupla con Matías Kulfas. También continúan grupos financieros promocionando a Martín Guzmán. Su candidatura perdió fuerza, pero integraría el equipo de Finanzas. En verdad, las últimas propuestas públicas de Fernández en materia de la deuda son ideas contenidas en un paper secreto: lo elaboró Daniel Marx para el presidente electo.

Pero otro tema que desvela al presidente electo tiene que ver claramente con la crisis que debe enfrentar los primeros días y por ello le encomendó a su equipo económico un plan para empezar. Es así que nació el “Plan Verano”.

La ideóloga de ese paquete es Mercedes Marcó del Pont y participan de su armado Todesca, Kulfas, Miguel Pesce y el “tapado” Martín Abeles. El plan de coyuntura se mantiene en secreto, pero incluye las siguientes medidas:

* Aumento fuerte de la emisión monetaria para financiar subas de jubilaciones y salarios. Dicen que tienen un importante margen de emisión, sin que se vaya a precios.

* Mayor cepo al dólar y un impuesto al turismo del 25 al 30 %. Un virtual desdoblamiento. El dólar oficial a fin de año estaría entre los 65 y 70 pesos. Así, el dólar turista estaría entre 84 y los 91 pesos.

* Baja en la tasa de interés para pymes y congelamiento de precios, tarifas y salarios por 180 jornadas.

* Los salarios y jubilaciones más bajas aumentarían un 30%.

* Habrá aumento de impuestos. Las retenciones a un mínimo del 10 % y un tributo especial a las ganancias extraordinarias de los bancos. El impuesto a los bienes personales subirá al 1,5 %. Por ahora no avanzó un impuesto nuevo al blanqueo de capitales.

Se trata de un esquema de coyuntura para los próximos meses y por eso se conoce como “Plan Verano”. Apunta a descomprimir el descontento social y a reanimar la economía. Pero tiene limitaciones y la “maquinita” requiere una cosa: pericia en el BCRA para no recalentar aún más la inflación./clarin

 

Macri, en la UIA: “Estamos mejor parados para el futuro”

Etiquetas

Nuestro Face