Mundo

Evo Morales: “Sigo siendo presidente, no aceptaron mi renuncia ni la rechazaron”

Desde México, el presidente depuesto de Bolivia, Evo Morales, consideró este sábado 30 de noviembre que “sigue siendo presidente” porque el Parlamento no aceptó ni rechazó su renuncia. “No tengo que arrepentirme de nada”, afirmó el ex mandatario que hizo un especial agradecimiento al presidente electo Alberto Fernández por “salvarle la vida”.

En diálogo con el canal de noticias TN, Morales aseguró que para él “sería un orgullo y un honor” estar en la asunción como jefe de Estado de Fernández el 10 de diciembre, pero aclaró que todavía no lo decidió por “razones operativas” ya que por ahora está “en situación de asilo político”. En esa línea, destacó el rol de Fernández en las horas posteriores a su renuncia forzada por una rebelión policial y militar y le hizo un particular agradecimiento: “Mi respeto a mi hermano Fernández.

El día lunes 11 de noviembre no sé cuántas llamadas hizo para salvarme la vida”. Evo Morales también dejó abierta la posibilidad de radicarse en la Argentina, donde ya están sus dos hijos que salieron de Bolivia en medio de la crisis en el país vecino.

En cuanto a la situación que atravesó en las polémicas elecciones, calificó de “decepcionante” al accionar de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que advirtió las irregularidades en los comicios. “El informe debía darse el 12 de noviembre, pero los técnicos pidieron un día más.

Sin embargo, el 10 publicaron un informe preliminar”, indicó. “Hasta ayer no hay informe oficial. Usaron el informe preliminar donde dice textualmente que Evo ganó, pero no se demuestra que ganó en primera vuelta”, apuntó, y siguió: “La OEA cumplió una función política y no técnica. Por qué no sugirieron a una segunda vuelta. Otras investigaciones aseguran que no hubo fraude. Ahora estamos pidiendo a organismos internacionales una investigación una comisión de la verdad”.

Asimismo, aseguró que sigue siendo presidente de Bolivia. “Sigo siendo presidente. No aceptaron mi renuncia ni la rechazaron”, consideró sobre lo que debía hacer el Parlamento boliviano según la Constitución de ese país. “No tengo que arrepentirme de nada”, enfatizó el exmandatario sobre su responsabilidad en la crisis de Bolivia a pesar de descartar el referendum que no le permitía volver a postularse para presidente: “No tengo ninguna autocrítica. No tengo que arrepentirme de nada”.

En ese sentido, aseguró que su renuncia fue para evitar una crisis mayor: “Presenté mi renuncia para evitar una guerra civil en Bolivia. La Policía se amotinó y se plegó junto con las Fuerzas Armadas al golpe de Estado”. “La renuncia se debió porque los opositores estaban violentos. Del racismo pasaron al fascismo y del fascismo al golpismo.

Pasaron a agredir a familias de nuestras autoridades, quemaron sedes sindicales, casas. Decidimos con Álvaro García (el vicepresidente en ese momento) renunciar para que detuvieran la agresión”, agregó. “Hay mucho miedo. 13 años sin balas. 13 años sin tanque. Cuando de golpe lo hace esa dictadura, se asustan, se esconden tienen miedo”, concluyó.

Fuente: Perfil

 

Bolivia aprueba una ley para convocar nuevas elecciones sin Evo Morales

Nuestro Face