Economía Política

Martín Guzmán, el nuevo ministro de Economía

Martín Maximiliano Guzmán (37), será el ministro de Economía de Alberto Fernández desde el martes próximo, 10 de diciembre.

Es uno de los asesores “fetiche” del nuevo gobierno en materia de deuda pública, goza del respeto de buena parte de la comunidad académica local, y si bien todavía no tiene experiencia en políticas públicas, desde hace semanas suena como candidato.

Algunos economistas afirman para ser ministro se requieren cuatro cualidades: conocimiento técnico, agenda, equipo y capacidad de comunicación ante el público. Guzmán tiene conocimiento técnico por su background académico. Pero no tiene agenda, ya que no conoce ni a los inversores locales ni a los extranjeros; ni equipo, salvo algunos economistas de la Universidad de Buenos Aires y de la Universidad de La Plata que le podría sumar; ni capacidad de comunicar, fuera de un aula o de la academia.

Pese a su juventud, Guzmán goza del respeto de gran parte de la comunidad académica argentina, tanto heterodoxo como ortodoxo, dado sus nexos con ambas universidades argentinas. Su experiencia teórica en reestructuración de pasivos y sus vínculos con el kirchnerismo inclinaron la balanza a favor de este “tapado”.

El economista en una charla en Tucumán, en octubre pasado (@Martin_M_Guzman)

Aunque estaba muy cómodo en su rol académico en la bella universidad del norte de Manhattan, las políticas públicas lo entusiasman, y decidió mudarse para formar parte del gobierno de Alberto Fernández y ocupar la silla que durante el macrismo perteneció a Alfonso Prat-Gay, Nicolás Dujovne y Hernán Lacunza.

Heterodoxo y ambicioso, tiene en Matías Kulfas, próximo ministro de Producción, a su nexo más sólido en el círculo del presidente electo.

Guzmán esperó la confirmación dando clases y escribiendo papers bajo la nieve que ya llegó a Manhattan. A varios de sus amigos argentinos no les adelantó la confirmación y solo prometía verlos en Buenos Aires a fin de año.

Algunos le creyeron y otros no tanto, pero todos coinciden en algo: tiene que desembarcar en la función pública con un plan elaborado, dada la alta carga de vencimientos de la deuda pública, sobre todo en pesos, que arranca este mes y se mantiene durante todo el primer semestre del 2020.

FUENTE: Infobae

Alberto Fernández presentó a su nuevo gabinete


Nuestro Face