Sociedad

Una perdida de agua de la SAT perjudica a los peatones muy cerca de una central de EDET en pleno centro

Hace dos meses que en Muñecas 560, de la cochera del ex supermercado Limpito sale agua a borbotones de dos mangueras colocadas sobre unos cajones, en dirección a la calle. El dueño del lugar armó el escenario a modo de protesta, a causa de la falta de respuestas de las instituciones que deben solucionar el problema: tiene dos bombas que funcionan las 24 horas y que sacan el agua potable que se filtra en el subsuelo.

Los empleados del estacionamiento sostienen que se pasan toda la jornada dando explicaciones de por qué se derrocha así el agua. Es que cada vecino y peatón que circula por la vereda se horroriza al ver tanto líquido desperdiciado. Opinan que esto es un ejemplo más de cómo se descuida el agua.

“Una madrugada, a fines de enero, llegamos y estaba inundado todo el subsuelo”, comentó uno de los encargados de la cochera. “El agua no superaba los 10 centímetros, pero ocupaba todo el sector. No se iba por el desagüe porque no daba abasto”, agregó.

El 2 de febrero, el dueño de la cochera realizó el reclamo en la SAT, sin obtener respuesta. “Hace tres semanas vinieron los empleados de la SAT, hicieron un pozo a metros del edificio sobre la vereda, porque por ahí pasa el caño que tiene la pérdida”, describe el empleado. A pesar de haber descubierto la supuesta ubicación, expresó que no es seguro que esté allí el origen del problema. “La SAT debe romper la mitad de la calle para verificarlo. Para eso debe tener una autorización de la Municipalidad capitalina”, añade.

Al problema del derroche de agua potable se le suma otro: en la misma zona de la filtración se encuentra una instalación subterránea de servicio eléctrico de EDET. “En la entrada del subsuelo del edificio hay un transformador que abastece un área de influencia de cuatro manzanas alrededor de ese punto”, explica Daniel Nicoloff, gerente de operaciones de EDET.

“Las instalaciones bajo tierra se pueden ver afectadas por niveles altos de napas freáticas o por pérdidas reales de fluidos cloacales o potables. La empresa tiene identificadas a las instalaciones de este tipo. Es así que se realiza un control exhaustivo. En este caso con actuación externa para subsanarlo”, informa el gerente.

Nicoloff comunicó que, desde EDET, elevaron una nota informando a la empresa Sociedad Aguas del Tucumán sobre el hecho. “Gestionamos de cerca este caso porque es de suma urgencia repararlo”, añade.

Por su parte, el empleado del estacionamiento cuenta que tres veces al día el personal de la empresa de servicio eléctrico se acerca al lugar y durante 20 minutos desagota la habitación subterránea. “Los de EDET me dijeron que temen que se reviente el transformador y se quede sin luz la zona”, reveló.

Contratiempos

La SAT afirma que la filtración se da por una fuga en la red de agua potable. “Se intervino los primeros días de marzo y se constató que proviene de una red que va por la calzada. Se solicitaron los permisos en Obras Públicas Municipal, con número de expediente 025/18. Pero, hasta el momento no obtuvimos la autorización”, detallan desde la empresa.

El secretario de Obras Públicas, Luis Chrestia, afirmó que la Municipalidad siempre autoriza los pedidos de permisos de obras y aclaró que el trámite es automático: se presentan los papeles en la Dirección, se paga el canon correspondiente y se autoriza. “La SAT prefiere decir que la Municipalidad no autoriza en lugar de explicar que no dan abasto o que no tienen fondos”, argumentó Chrestia.

La SAT informó que recibieron un llamado del municipio para comunicarles que ya estaba listo el permiso. Por este motivo hoy empezarán la reparación.

Fuente: La Gaceta

Etiquetas