Policiales

Condenaron a un abusador, pero sigue libre

Alejandro Gabriel Cazón, de 43 años, fue condenado por la Justicia a cuatro años de prisión por el abuso de una menor de edad, hecho ocurrido a mediados de 2016 en la ciudad de Orán, provincia de Salta.

Los jueces de la Sala I del Tribunal de Juicio de esa ciudad norteña, Aldo Primucci, Edgardo Laurenci y Mario Maldonado, condenaron Cazón al considerarlo autor material y penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal por aprovechamiento de la inmadurez sexual de la víctima en razón de la mayoría de edad del autor.

Los magistrados indicaron que la prisión es de cumplimiento efectivo, no obstante aclararon en su fallo que Cazón será apresado cuando la sentencia quede firme..

En la misma sentencia, los jueces ordenaron su detención, que se hará efectiva una vez que el mismo se encuentre firme.

Los fundamentos por los que fue condenado Cazón serán dados a conocer en audiencia que se fijó para el próximo viernes 23..

El ataque. 

La familia de la menor esperó durante poco más de un año y medio para que el encargado del boliche acusado de abuso sexual llegara a ser juzgado.

En julio de 2016 la madre de una menor de 15 años denunció a Cazón, quien se desempeñaba como encargado de un boliche bailable, por abusar sexualmente de su hija..

Según la denuncia de la mujer, su hija le había contado que un día que fue al boliche ubicado sobre calle Bolivia, por ser menor de edad, el entonces encargado la hizo ingresar al local por un portón del fondo.  

Pero apenas se cerró el portón comenzó su calvario. Cuando estuvo adentro, de acuerdo a la denuncia, el ahora condenado la llevó a una bodega, donde abusó sexualmente de ella.