Policiales

Caso Fernando Báez: “Thomsen me dijo que fue una pelea normal”, sostuvo un testigo

Anoche, Juan Cruz Hasevocs, de 19 años, fue a bailar con sus amigos a Pueblo Límite, el boliche histórico de Villa Gesell. Cuando el grupo de jóvenes salía fueron invitados por personal de la Policía bonaerense a participar como “falsos imputados” de la rueda de reconocimiento en el marco de la investigación por el homicidio de Fernando Báez Sosa, asesinado a golpes en la ciudad veraniega.

Hasevocs participó de la primera rueda de reconocimiento, donde los investigadores judiciales hicieron pasar a MáximoThomsen, uno de los considerados coautores del homicidio.

“Thomsen estaba tranquilo”, durante la rueda, y llegó a decir que “fue una pelea normal”.

El testigo, según afirmó, no notó ni conmovido ni nervioso al imputado. Hasevocs y sus amigos llegaron a la Secretaría de Seguridad de Villa Gesell, donde se realiza la rueda de reconocimiento en una camioneta de traslado de la policía bonaerense.

Participar de una rueda de reconocimiento es una carga pública y las personas elegidas no pueden negarse a participar.

Según dijo Hasevocs, cuando llegaron a la Secretaría de Seguridad de Villa Gesell a él y a sus amigos lo llevaron a una habitación donde les convidaron agua. Él fue el primer en pasar. Sus amigos debían esperar su turno.

En este caso, los testigos observara al imputado en la causa y a los falsos imputados (que según el Código Procesal Penal bonaerense tienen que ser mínimo tres) por un “ojo tipo buzón”.

En otras causas, según la infraestructura, lo hacen por medio de un vidrio desde el imputado y el resto de los participantes de la rueda no pueden ver al testigo.

En la investigación del homicidio de Báez Sosa habrá 110 rondas de testigos, según fuentes con acceso al expediente.

Fuente: La Nación

 

 

Marina Rufino habría estado tres días en Acheral durante su desaparición

 


Nuestro Face