Deportes

Racing logró un inolvidable triunfo ante Independiente

Racing Club aguantó. Intentó jugar y atacar, pero las dos expulsiones que sufrió se vio obligado a defender durante casi todo el partido ante un Independiente con poca imaginación y nada de eficacia. Y en el final se llevó una victoria histórica. Fue 1-0 para la Academia en el Cilindro, en un clásico de Avellaneda de alto voltaje.

Para lograr su primera victoria de ciclo de Sebastián Beccacece, Racing sufrió y transpiró en partes iguales. Debió redoblar esfuerzos para cubrir las rojas que vieron Gabriel Arias, en el cierre de la primera mitad, y de Leonardo Sigali, pocos segundos después del inicio del complemento.

Esperó Racing a un Independiente que inclinó la cancha durante toda la segunda mitad, más por saberse con dos hombres más que por recursos futbolísticos, y que aún pese a sus carencias en ataque transformó en figura a Javier García, el reemplazante de Arias que abortó el peligro en el arco local en al menos tres ocasiones.

Y no sólo eso, el equipo albiceleste también debió “quemar” el último cambio (los dos primeros fueron para reacomodar el equipo tras las expulsiones) para reemplazar a su capitán Lisandro López, quien acusó una lesión y fue reemplazado por Darío Cvitanich.

Fue ese delantero, casualmente, el que peleó la pelota en el área rival cinco minutos antes de cumplirse el tiempo reglamentario, después de una carambola.

Cvitanich la recuperó y tocó al centro del área, Leonel Miranda la dejó pasar con inteligencia y el chileno Marcelo Díaz, el mismo que estuvo en duda durante la semana, se tomó todo su tiempo antes de definir sutil, por entre las piernas de Alan Franco y ante la resignación de Martín Campaña.

El Cilindro, que empujó durante todo el juego, pero principalmente cuando Racing quedó en desventaja numérica, prácticamente se vino abajo y le trasladó la tensión a Independiente.

El Rojo perdió los estribos y no volvió a inquietar a García. El paraguayo Cecilio Domínguez trasladó a una reacción sobre el arquero local su frustración por no poder vulnerar a la ordenada defensa local. Y vio la roja.

Lucas Romero, en tiempo de descuento, se peleó con Cvitanich y vio su segunda amarilla, y al final del juego los dos contaron nueve jugadores en el campo.

Para agregarle rasgos aún más épicos al triunfo, Racing terminó con Nery Domínguez lesionado, aunque permaneció en cancha.

Así, la Academia se quedó con un triunfo histórico como local ante su clásico rival, que nuevamente, al igual que le pasó en La Bombonera ante Boca hace dos fechas, no supo capitalizar el hecho de jugar con más jugadores que su rival de turno.

Fuente: Diario Panorama

 

Video | San Martín no pudo con Almagro y empató en La Ciudadela

Nuestro Face