Sociedad

El Gobierno ya entregó tarjetas alimentarias a más de un millón de personas

Con la clara intención de reducir los niveles de pobreza y atender la emergencia, el Gobierno ya entregó en lo que va del mandato de Alberto Fernández un total 603.200 tarjetas alimentarias que llegaron a 1.150.000 personas que viven en situación vulnerable. La premisa es llegar a 1,4 millones de beneficiarios del programa social antes de fin de marzo para cubrir una población de dos millones de personas.

Según un relevamiento del Ministerio de Desarrollo Social al que tuvo acceso Infobae, desde que se diagramó el 10 de diciembre pasado este programa social se repartieron un promedio de 30.000 tarjetas alimentarias por día. El ministro Daniel Arroyo cree que este plan tendrá doble efecto en lo inmediato: atenderá los problemas de inseguridad alimentaria en el país y con la compra de alimentos se reactivarán las economías locales.

En lo que va del mandato de Fernández se destinaron $3.016.000.000 de un programa anual que contempla $70.000 millones.
“En marzo vamos a llegar a 1.400.000 tarjetas ya que se están entregando unas 30 mil tarjetas por día porque hay varios operativos simultáneos”, dijo Arroyo.

Hasta ahora, la tarjeta alimentaria llegó a diez provincias: Chaco, Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Tucumán, Catamarca, La Pampa, Entre Ríos y Santa Cruz. La semana que viene se entregarán 41.000 tarjetas en la Ciudad de Buenos Aires que llegarán a unas 70.000 personas. Lo mismo ocurrirá con Jujuy y Mendoza.

Está claro que la Casa Rosada atendió la situación más urgente de sectores vulnerables y que desplegó este programa de atención alimentaria en las zonas de la Argentina con mayores niveles de pobreza. Según los datos del Observatorio de la Deuda Social de la UCA la inseguridad alimentaria severa llega al 9,3% de la población de la Argentina.

En el caso de la entrega de tarjetas alimentarias en el conurbano bonaerense se llegó cubrir la entrega en 32 municipios. Así, este programa alcanzó a las comunas de Almirante Brown, San Martín, Avellaneda, La Matanza, Morón, Hurlingham, San Fernando, Quilmes, Malvinas Argentinas, San Miguel, Merlo, Lomas de Zamora, Esteban Echeverría, Florencio Varela, Moreno, Tres de Febrero, Tigre, José C Paz, Lanús, Ituzaingó, Berazategui, Ezeiza, San Isidro, Vicente López, Presidente Perón, Escobar, Berisso, General Rodríguez, Pilar, Navarro y Luján, entre otros.

 

“Hay muchísimos comercios y almacenes que hacen descuentos importantes con la Tarjeta Alimentar. Entienden de qué se trata este plan, que es un tema clave en la Argentina y están colaborando”, añadió el ministro de Desarrollo Social. De esta manera, en el Gobierno sostienen que el 60% de las compras de la Tarjeta Alimentar están destinadas a leches, carnes, frutas y verduras. Y al agregar harinas sin azúcar se cubre el 69 por ciento de las compras.

Para el Ministerio de Desarrollo Social este mecanismo inyectará un importante caudal de fondos en municipios y localidades que movilizarán la economía a pequeña escala. Es que con la tarjeta alimentaria se pueden comprar cualquier tipo de alimento salvo bebidas alcohólicas.

Se estima que la tarjeta alimentaria llegará a 2 millones de beneficiarios en todo el país y se entregará en forma automática para todas las personas que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH) a partir del cruce de datos que realizará el ANSES y las bases de datos de las AUH.

Estas tarjetas no se tramitan en ningún lado y ninguna persona particular y ninguna organización social están autorizadas a tramitar la tarjeta en nombre de otra persona. En la primera etapa la recibirán las madres y padres con hijas e hijos de hasta seis años que al momento estén percibiendo la AUH; las embarazadas a partir de los tres meses que actualmente perciben la asignación por embarazo; y personas con discapacidad que reciban la AUH. Así los beneficiarios reciben entre $4.000 y 6.000 mensuales de acuerdo a la cantidad de hijos a cargo.

En la provincia de Buenos Aires hasta ahora se entregaron 403.300 tarjetas para unas 800 mil personas; en Entre Ríos (Concordia y Paraná) unas 21.900 tarjetas; en Chaco 66.500 que alcanzó a 129 mil personas; en Santa Fe (Rosario y Santa Fe) 49.700 tarjetas para 90 mil personas; en Tucumán hubo 17.000 tarjetas para 32 mil personas; en Salta 35.000 para 65 mil personas; en Santa Cruz 9.100 para 13 mil personas; en Córdoba hay tarjetas 117.000 tarjetas para 217.000 personas alcanzadas; en La Pampa 10.000 tarjetas para 19 mil personas alcanzadas y en Catamarca 17.000 beneficios para 29 mil personas alcanzadas.

“Yo convivo con el dolor todo el tiempo porque cuando voy a los operativos de entrega de tarjetas converso siempre con las personas. Las madres nos dicen que dejaron de darle leche a los hijos o se comenzaron a saltear el desayuno. Para una madre eso es desesperante. Verle la cara a esas madres es desesperante. Estamos arrancando de muy abajo”, dijo Arroyo.

La intención del Gobierno es hacer un seguimiento del consumo de las familias que reciben la tarjeta alimentaria para que después haya un ejército de especialistas en nutrición que asesorarán a las madres beneficiarias del programa con el fin de aconsejar en la compra de alimentos más nutritivos. En el caso de la provincia de Buenos Aires se reactivará un sistema aggiornado de Las Manzaneras que tenía Hilda “Chiche” Duhalde para dar un seguimiento a este programa.

Desde la Casa Rosada aseguran que el plan de la tarjeta alimentaria no se puede someter al clientelismo político porque se entrega como una jubilación, por ventanilla bancaria, se cobra como un débito y se eluden los intermediarios.

Fuente: infobae

 

Récord de turistas por el feriado largo en los principales destinos del país


Nuestro Face