Policiales

Estaba prófugo y lo atraparon tras cometer un asalto

Un peligroso delincuente fue aprehendido en la noche del martes cuando intentaba escapar tras cometer un violento asalto en una aseguradora ubicada en avenida Gobernador del Campo al 100, de la Capital. Se trata de un hombre apodado “El Negro Rubén”, de 46 años, quien cuenta con un frondoso prontuario y estaba prófugo de la Justicia provincial. Entre otras causas está acusado por un triple homicidio en ocasión de robo agravado ocurrido en 1990.

El conocido delincuente fue reducido en la esquina de avenida Gobernador del Campo y Celedonio Gutiérrez, por motoristas del GEAM que llegaron en el preciso momento en que un empleado de la aseguradora, un joven y vecinos reducían al prófugo. Minutos antes, había asaltado junto a un cómplice a una empresa de Seguros de avenida Gobernador del Campo al 100. El otro delincuente, en tanto, escapó en la motocicleta que le sustrajo al empleado.

Acorralado por los efectivos del GEAM y un equipo conducido por el Comisario Mayor Joaquín Girvau, Segundo Jefe de la Unidad Regional Capital, que realizaba recorridos preventivos en esa zona, “El Negro Rubén” fue aprehendido y trasladado a la Comisaría 10. Además, le secuestraron un revólver calibre 32, su mochila y la motocicleta marca Honda Titan en la que pretendía escaparse.

En la mochila del peligroso asaltante también hallaron dinero en efectivo recuperando la recaudación que había robado a la aseguradora.

La denuncia del empleado

En la denuncia que realizó en la Comisaría 10, el empleado de la aseguradora, de 25 años, que fue víctima de los delincuentes contó los detalles del violento asalto. En su relato, precisó que alrededor de las 20.20 del martes, mientras cumplía sus funciones en la empresa, fue sorprendido por dos sujetos. Uno de ellos, el ahora aprehendido, lo amenazó de muerte apuntándole con su arma de fuego y lo obligó a que le entregara toda la recaudación estimada entre 8 y 10 mil pesos. Luego, lo tiró al piso y le ató las manos con un precinto, mientras que el cómplice le arrebató las llaves de su motocicleta marca Yamaha, la cual usó después para escapar. También se llevaron su celular y su billetera que tenía dinero en efectivo.

Cuando huyeron, el empleado pudo desatar el precinto y salió detrás de ellos. Al llegar a la esquina de Celedonio Gutiérrez logró alcanzar a uno de ellos, se trenzaron en lucha y recuperó sus pertenencias, además pudo quitarle el revólver de su cintura para que no le disparara.

En ese momento, según su denuncia, otro joven lo ayudó a reducir al delincuente, mientras que vecinos que se acercaban comenzaron a pegarle piñas y patadas. En esos instantes, llegaron los motoristas del GEAM y aprehendieron a quien resultó ser un peligroso delincuente prófugo de la Justicia.

 

Fuente: Comnicación Tucumán


Nuestro Face