Política

La regulación de los espectáculos pone al legislador Vargas Aignasse en el ojo de la tormenta

Por segunda vez, este martes volverá al recinto de la Legislatura el proyecto de ley que busca regular  la seguridad en espectáculos públicos, tengan o no fines lucrativos, o que se realicen en forma habitual o esporádica.  Se denomina como “Régimen Especial de Seguridad de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas”, que en sus inicios tenía como objeto regular la actividad de los “patovicas”, pero a la luz de ciertos reclamos de los productores y organizadores de fiestas y eventos parece despertar mucha discordia y en especial, hacia el autor de la iniciativa, el legislador manzurista Gerónimo Vargas Aignasse.

El también presidente de la comisión de Seguridad y Justicia de la Legislatura, confirmó que el proyecto cuenta con dictamen favorable y formará parte del temario de la sesión convocada para este martes, a partir de las 8.30. Como autor de la iniciativa indicó que “es un proyecto de ley que había vuelto a comisión porque tenía puntos que estaban en duda y queríamos charlar con las partes interesadas, avanzamos en reformas y tenemos un dictamen firmado por todas las bancadas que será analizado el martes en sesión”.

Agregó que “queremos con esta iniciativa, que no haya violencia en los espectáculos públicos, ni adentro ni afuera,  y para eso, ésta ley va a regular la actividad interna con capacitación a los conocidos como “Patovicas” y con presencia de personal policial, cámaras de seguridad y servicios de emergencia”.

Pero lo que para el legislador es un principio de acuerdo y solución a los problemas que se generan alrededor de los espectáculos nocturnos y eventos populares, para otros sectores “la ley tal como saldría viola las garantías constitucionales”. Incluso, consideran a Vargas Aignasse “como parte del problema y no de la solución”.

Indicaron que “el legislador con la excusa de regular la actividad de los denominados patovicas, pretende que se lleve un registro de actividades culturales y recreativas, violando claramente lo establecido en la Constitución Nacional respecto a fomentar espacios culturales”.

Otro punto cuestionable para los productores independientes, es que “obliga a la contratación del personal de contralor y permanencia en el interior, generando un negocio paralelo, sin dejar la posibilidad a la seguridad privada o la policía provincial”.

Pero además, entienden que “obliga a gestionar una doble habilitación, la municipal y ante el nuevo organismo de controlar que crearán, excediéndose en facultades constitucionales, en una decisión antojadiza y arbitraria”.

Aunque lo más grave para estos empresarios, es el apartado referido a la responsabilidad solidaria, ante las infracciones administrativas como de los hechos ilícitos, a los titulares de los establecimientos y locales, también a los promotores y organizadores que ocurran en las proximidades del estadio o establecimiento. “Se imaginan a los clubes como San Martín y Atlético Tucumán, siendo responsables de los hechos delictivos que ocurren afuera del estadio, o en aquellos casos que son organizados por una municipalidad, siendo los intendentes los responsables”, se preguntaron. “Por eso creemos que este proyecto de ley no fomenta nada, solo viola las garantías constitucionales, por eso apelamos a los legisladores de bien, al sentido común, para que exista una ley con amplio consenso”.

 

 

VIDEO: Genera fuerte rechazo un proyecto legislativo que regula la diversión noctura


Nuestro Face