Sociedad

“En Tucumán estamos ante un brote de dengue más importante de las últimas décadas”

Así lo aseguró el médico infectólogo del Hospital Padilla, Juan Manuel Nuñez, en declaraciones a Los Primeros y agregó que en la actualidad hay un brote de dengue en San Miguel de Tucumán que requiere de una exhaustiva atención epidemiológica.

Los hospitales del Sistema Provincial de Salud, con profesionales médicos altamente capacitados, realizan un trabajo preciso de contención y asistencia clínica a los pacientes infectados por dengue con el fin de controlar la situación epidemiológica en el Gran San Miguel de Tucumán de un mal que es causado por el mosquito Aedes Aegyptti.

Núñez explicó que esta enfermedad llega en el mismo momento en que el personal se preparó para la contención en simultáneo de pacientes con coronavirus que de a poco están comenzando los primeros casos. “El dengue  está llevando muchas consultas diariamente en todas las instituciones públicas y privadas” señaló que para el control de la enfermedad es importante realizar diagnósticos por nexo epidemiológico ante la posibilidad de que un paciente con síntomas pueda contagiar a su entorno familiar y vecinos. Por lo que es importante intervenir desde el punto de vista sanitario en la zona geográfica donde se detectaron los casos.

A través de distintas iniciativas, Vigilancia Epidemiológica continúa trabajando en atención de las personas afectadas y control de foco en las distintas áreas. Las medidas destinan un equipo al lugar donde se detectaron casos positivos de dengue, que se encargan de asegurar que las viviendas tengan sus patios limpios y sin espacios de posibles criaderos de mosquitos.

Los equipos de salud además continúan la labor de educación para la población con el objetivo de que se encuentren atentos ante los síntomas que pueden aparecer, para así abordarlos de forma oportuna.

El Ministerio de Salud Pública solicita la colaboración de todos los ciudadanos para eliminar los criaderos de mosquitos, evitar acumular agua estancada, mantener limpios los patios y jardines, renovar el agua de floreros y bebederos y eliminar objetos en desuso que puedan acumular agua: Sin mosquito, no hay dengue.

Recomendaciones

  • Eliminar todos los recipientes en desuso que puedan acumular agua (como latas, botellas, neumáticos).
  • Dar vuelta los objetos que se encuentran en el exterior y pueden acumular agua cuando llueve (baldes, palanganas, tambores).
  • Cambiar el agua de bebederos de animales, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa, cada 3 días. Recordar frotar las paredes de los recipientes con una esponja a fin de desprender los huevos de mosquito que puedan estar adheridos.
  • Rellenar los floreros y portamacetas con arena húmeda.
  • Mantener los patios limpios y ordenados y los jardines desmalezados.
  • Limpiar canaletas y desagües de lluvia de los techos.
  • Tapar los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua.

También es importante prevenir la picadura del mosquito:

  • Usando siempre repelentes siguiendo cuidadosamente las recomendaciones del envase.
  • Utilizando ropa clara que cubra los brazos y las piernas, especialmente durante las actividades al aire libre.
  • Colocando mosquiteros en puertas y ventanas, y cuando sea posible usar ventiladores o aire acondicionado en la habitaciones.
  • Protegiendo cunas y cochecitos de bebés con telas mosquiteras.
  • Utilizando repelentes ambientales como tabletas y espirales.

Líneas de atención: si presenta síntomas como fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular y de huesos, realizar la consulta en el centro sanitario más cercano o comuníquese con nuestra línea de Vigilancia Epidemiológica: 0800-555 8478.


Nuestro Face