Policiales

El padre Grassi, preso por abusos, pidió el arresto domiciliario

El padre Julio César Grassi, condenado a 15 años de prisión por abuso sexual y corrupción de menores, pidió el arresto domiciliario por temor a contagiarse coronavirus. En medio de la polémica por la liberación de detenidos por la pandemia, la defensa del sacerdote presentó un pedido de morigeración de su condena.

De acuerdo a lo que publicó el diario Clarín, Grassi está cumpliendo su condena desde hace 6 años en la cárcel de Campana y aún le quedan 11 años de prisión por delante. Sucede que a la condena por abusó sexual sumó otra a dos años por malversación de fondos de la fundación “Felices Los Niños” y se encamina hacia un tercer juicio oral por desviar donaciones que eran para la fundación hacia la cárcel, a cambio de beneficios.

En medio de la polémica que suscitó la liberación de algunos presos, su defensa presentó un pedido de morigeración al Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 1 de Morón, argumentando una supuesta afección respiratoria y el caso positivo de coronavirus de un guardiacárcel de la Unidad Penitenciaria N° 21 de Campana.

La información fue confirmada por el abogado Juan Pablo Gallego, querellante en la causa por abuso sexual contra el sacerdote al diario Clarín.

Nuestro Face