Deportes

El DT de San Martín sabe que están en deuda con la gente

FORESTELLO. El DT del Santo hizp una autocrítica tras la dura caída ante Riestra.

El contexto de la práctica formal de fútbol semanal no es el habitual. Varios integrantes de la comisión directiva siguen de cerca los movimientos de Rubén Forestello y sus pupilos. El apoyo, luego de un cachetazo inesperado, no puede faltar. Todos hacen su aporte para torcerle el brazo al destino.

Forestello mira con atención cada jugada. Habla con uno, le explica algún concepto a otro y repite sus ideas hasta el cansancio. Si naturalmente es un entrenador que vive intensamente cada entrenamiento, la derrota ante Riestra lo conectó a la red de 220 voltios.

“Nos dolió mucho y se nota”, afirma el entrenador. Está de buen humor a pesar de que el comienzo de semana no fue el ideal. La llegada de sus 47 años (los cumplió el jueves) le cambió la cara. Las ganas de sepultar la imagen que mostró el equipo también ayudó en esa materia. “Estoy tranquilo porque los chicos me están demostrando que van a dar vuelta la situación”, agrega.

Forestello es un tipo tranquilo. Habla poco, pero dice mucho. “Gracias a Dios viví muy bien estos 47 años. Hice lo que me propuse. Espero poder seguir así”, revela con buen semblante. Pero se pone serio cuando recuerda lo que vivió su equipo en Lomas de Zamora.

“Hicimos un muy mal partido; más allá de los errores ajenos que pueden haber influido en que no tengamos una buena tarde. Lo que preocupa son las cosas que hicimos mal. Tuvimos falencias importantes, muy grandes sobre todo en el segundo y tercer gol”, reconoce el entrenador y va más allá.

“No hicimos lo que habíamos planeado durante la semana. Sabíamos que Riestra era un equipo rápido, que contragolpeaba bien. Por eso no debíamos desprotegernos. Y no lo hicimos a partir del gol de penal. Evidentemente nos desdibujamos a partir de las amarillas exageradas y el nerviosismo que causaron los fallos en contra”, indicó.

Pero las ganas que mostraron sus jugadores durante la sesión de fútbol le apaciguó la angustia. El DT sabe que así como el equipo casi se borró de la cancha en Buenos Aires, luego de un buen partido en casa contra Los Andes, tranquilamente puede volver a hacer el clic y retomar su mejor versión. “La imagen que habíamos dejado en el primer partido nada tiene que ver con lo que hicimos contra Riestra. Por eso ahora apuntamos a que los chicos puedan retomar aquel rendimiento y contra Estudiantes de San Luis podamos volver a ganar”, indicó.

Bajas y dudas

Más allá de las bajas por sanción o por lesión (esperarán hasta la práctica de hoy las recuperaciones de Walter Busse -tiene una molestia en el cuádriceps izquierdo- y de Matías García -con un dolor en la rodilla izquierda- para definir el equipo) Forestello sabe que al que le toque jugar debe rendir al 100 por ciento.

“Venimos manejando varias alternativas, siempre manteniendo el sistema y la intención de ir al frente siempre. Los chicos me demostraron que quieren sacar dar vuelta la historia y olvidar lo que Riestra. Hay que demostrar que fue sólo un paso en falso, una mala tarde”, sentencia el DT.

“Yagui” acusó el golpe, tomó nota y ajustó las tuercas. Las ideas están claras, ahora queda llevar lo teórico a lo práctico de la mejor manera posible.

FUENTE: La Gaceta