Policiales

Salta: Se resistió a ser detenido y recibió un escopetazo en el rostro, investigan a policías

Un violento operativo policial terminó con el saldo de cuatro policías lesionados y un detenido, con heridas de gravedad, tras un tumultuoso procedimiento que culminó con una protesta o intento de toma de un destacamento. La muchedumbre impidió la detención de quien finalmente resultó herido.

Fuentes oficiales relataron anoche a El Tribuno que el operativo policial se disparó el domingo en la localidad de General Ballivián, donde un joven en estado de ebriedad y posiblemente bajo efectos de sustancias ilegales circulaba en una motocicleta por las calles del pueblo.

La Unidad de Graves Atentados investiga la desaparición de Franco Cuéllar
Vecinos se alarmaron por la imprudente forma de conducir, ya que ponía en riesgo a los transeúntes. De ese modo, se comisionó una patrulla para detenerlo

Los Policía logran ubicar al motociclista, quien huyó hacia un domicilio particular. No obstante, lo atraparon.

 El rostro del detenido herido.

La violenta actitud del motoquero hizo que tres policías intentaran reducirlo de manera manual y prácticamente lo habían logrado cuando desde el interior de la vivienda contigua al incidente salieron unos diez jóvenes alcoholizados o bajo efectos alucinógenos -según la fuente- e intentaron impedir el arresto y el secuestro de la motocicleta.

Allí, según la fuente policial, se produjo una batahola entre los policías superados en número cor los jóvenes que logran “quitarle” el detenido a la fuerza pública. Policías dispararon una salva de balas de goma.

Allí, uno de los presentes intenta arrebatarle el arma al oficial y se traba en lucha siendo asistido el iracundo por otros presentes cuando el arma se dispara e impacta a solo centímetros sobre el rostro de uno de los violentados.

La fuente señaló que allí se escuchó claramente que los presentes solicitan a los que se hallaban en el interior de la vivienda un revólver y otras armas de fuego, lo que hace que los policías abandonen el lugar bajo una lluvia de piedras que causaron destrozos en el móvil 1442 y en el 175, que había llegado para hacer asistir a los policías en apuros que, además, estaban heridos, como lo demuestran los certificados médicos y las fotografías aportadas por la fuerza.

Un oficial dijo anoche con algo de vergüenza que la policía tuvo que huir prácticamente del lugar, por la violencia y las amenazas de una balacera con el vecindario.

En el lugar quedó tendido el joven herido, quien fue trasladado hacia el hospital zonal, mientras decenas de personas se dirigieron a las 23.30 hacia el destacamento de Ballivián con intenciones de tomarlo o solamente por reclamar de manera irascible los hechos sucedidos.

Finalmente primó la cordura y los ánimos se apaciguaron.

El herido fue trasladado hacia Tartagal y luego derivado hacia el hospital San Bernardo en estado grave, aunque se informó anoche que había tenido una franca mejoría.

 Un policía herido también por una posta de goma.

Destrucción de equipos

Una fuente de Seguridad dijo anoche que en la refriega resultaron heridos cuatro efectivos, incluso el chofer del móvil, y que los mismos fueron atendidos en diversos centros asistenciales.

“Hubo destrucción de equipos y daños en dos móviles.
Los efectivos solo quisieron demorar a un motociclista que conducía en estado de ebriedad y esto originó la violencia. Es lo que sabemos, no solo por el informe de los policías sino por las llamadas de vecinos. Se está investigando todo y se tomaron todas las declaraciones sobre lo sucedido”, dijo la fuente anoche.
El informante dijo además que la beligerancia no se acabó en el lugar del incidente sino que se trasladó hacia la sede policial.
Fue un momento dramático porque eran decenas de jóvenes que reclamaban por el herido y estuvieron a punto de querer ingresar al destacamento de General Ballivián.
Consultado sobre las heridas recibidas por los efectivos la fuente dijo que fueron golpes de toda clase y producidos por objetos contundentes.
En todo momento oficialmente la Policía sostiene que el operativo para detener al motociclista era totalmente válido y sin violencia y que la misma se dispara cuando sus amigos intentan arrebatarle el detenido a los uniformados.
“El disparo fue accidental, totalmente accidental”, dijo la fuente.
Investigación
Tras la noticia dada a conocer por El Tribuno, la fiscal penal de Embarcación, Gabriela Souto, tomó intervención la noche del lunes por este hecho ocurrido en General Ballivián, del departamento San Martín.

La fiscal explicó que espera que el damnificado esté totalmente restablecido para que pueda radicar la denuncia y prestar declaración sobre lo sucedido en barrio 1º de Mayo de General Ballivián.

Souto, entre otras medidas dispuso que se secuestre el libro de guardia, se identifique a los efectivos que intervinieron y se secuestre todas las armas de la dependencia para tratar de determinar cómo se desarrollaron los hechos.

Fuente: El Tribuno

VIDEO: la policía busca al joven desaparecido en Simoca


Nuestro Face