Economía

Editorial: El partido de la negociación de la deuda se va al alargue

LO MÁS IMPORTANTE DE LA SEMANA – Por Miguel Ángel Nieva, Asesor Financiero Certificado de Parthenon Inversiones

MERCADO LOCAL. Finaliza una semana clave respecto a la negociación de la deuda soberana. Hoy vencía el nuevo plazo que se fijó para que los acreedores den respuesta a la oferta de canje de deuda que presentó inicialmente Argentina. Durante las renegociaciones, que comenzaron el 8 de mayo pasado, tras la baja adhesión de los bonistas a la propuesta del Gobierno argentino, la semana comenzaba con nuevas noticias sobre la restructuración de la deuda externa del país. Llegaron tres contraofertas de los acreedores, lo que acercó considerablemente las negociaciones entre las partes.

Analizando las condiciones exigidaspor los bonistas, proponen disminuir el periodo de gracia a un año, disminución en el porcentaje de quita de capital e intereses y un aumento en los rendimientos, entre lo más relevante. Recordar que el Gobierno había presentado una oferta para renegociar la deuda emitida en dólares bajo ley extranjera, donde entrar al canje implicaba aceptar una quita  de 5,4% del capital prestado y un 62% en concepto de intereses, con devoluciones de capital a partir del 2026 y pago de intereses recién en 2023, es decir, un periodo de tres años sin cobrar nada.

Además, el día de hoy coincide con la fecha límite que tenía el Gobierno Nacional para pagar más de 500 millones de dólares en concepto  de intereses de tres bonos globales claves en el proceso de restructuración, adeudados desde el 22 de abril pasado,su falta de pago implicaría una situación de default técnico para el país, que podría ser temporal por la prorroga en las negociaciones. Si las mismas no se hubieran desarrollado en buenas condiciones, los acreedores, ante el inminente incumplimiento de pagos podrían haber acelerado los procedimientos legales contra Argentina ante los tribunales de New York.  Si finalmente se paga o no, esto será comunicado por el Gobierno Nacional a los tenedores de estos bonos.

En este contexto, Argentina oficializó y comunicó a los acreedores la extensión del plazo de negociaciones hasta el 2 de junio del corriente. En tal período, el Gobierno Nacional planea realizar cambios a la oferta de restructuración inicial, con el objetivo de llegar a un acuerdo que consolide la idea principal de lograr una estructura de deuda sostenible para el país.

El tiempo que corre hasta el próximo vencimiento de las negociaciones se vuelve muy importante para los mercados, que vienen experimentando jornadas de volatilidad por los posibles acercamientos entre las partes y descontaban que podría extenderse el plazo de las negociaciones, implicando jornadas de alzas y bajas en los activos financieros locales.

Con respecto al mercado cambiario, el dólar solidario con el recargo de 30% se mantiene estable por encima de los 90 pesos, en entidades bancarias y casas de cambio. Por el lado de las cotizaciones bursátiles, que permiten hacerse de dólares en el mercado de capitales sin ningún tipo de restricción, tuvieron una semana calma por nuevas medidas y las noticias de acercamientos entre bonistas y el País. El Banco Central de la República Argentina estableció una tasa nominal anual del 26,6% para todos los plazos fijos, independientemente del monto. Esta, se le suma a la batería de medidas anteriores, como la de establecer que una persona que realizó compras de los  USD 200 en el mercado minorista, no pueda realizar operaciones con CCL o MEP, por los 30 días posteriores. Todas con el fin de incentivar el ahorro e inversiones en pesos y tratar de parar la escalada que semanas anteriores tuvieron las cotizaciones del mercado bursátil y el dólar blue.

Así, el dólar extra oficial cerró en 126 pesos, experimentando una caída de 12 pesos en una semana. El CCL y el MEP tuvieron un día de bajas de 3% y 4.2% para ubicarse en 113,92 y 109,53.  En el corto plazola evolución de  las cotizaciones libres dependerán de como avancen las negociaciones por la deuda como de las medidas que se tomen por el Gobierno para contenerlas; pero a largo plazo la demanda por moneda dura sigue latente, presionada por un posible escenario inflacionario superior al proyectado para el 2020; alimentado por la fuerte emisión de dinero que hizo el Gobierno para amortiguar los efectos de la pandemia; la recesión en la actividad económica y por los rendimientos reales negativos que ofrecen las inversiones en pesos.

Entre los datos económicos de la semana, se destaca el Estimador Mensual de la Actividad Económica publicado por el INDEC, el cual sufrió una caída del 11,5% en el mes de marzo, la peor desde el 2009.

MERCADO INTERNACIONAL. Los principales índice bursátiles de EEUU, que miden el comportamiento accionario, tuvieron ruedas con altas y bajas, las ultimas dadas por los nuevos datos del mercado laboral que reflejan la crisis causada por la pandemia del coronavirus, cifra record de solicitudes de seguro por desempleo que prevén una tasa de desempleo mayor al 14% para el mes de mayo, y la creciente tensión entre las potencias de China y  EEUU.

Nuestro Face