Deportes

Boca reactivó la remodelación de la Bombonera

Luego de ocho décadas de ser un ícono de la ciudad de Buenos Aires, punto de reunión no solo del club más popular del país sino visita obligada de cuanto turista pasa por la Capital Federal, la Bombonera llega a su aniversario 80 sumergida en la polémica por su remodelación.

El actual presidente Jorge Amor Ameal impulsa el proyecto Boca 360, que implica comprar las dos cuadras linderas a la calle Del Valle Iberlucea y así poder construir, en la zona de los palcos, tres tribunas más, como en el resto del estadio, y así llevar la capacidad a 78.000 personas (hoy es de 54.000).

También hay otra propuesta, que es el Proyecto Esloveno y que, impulsado por Fabián Fiori, socio y empleado del club, prevé la compra de las mitades de las manzanas linderas y una reestructuración que ampliaría el estadio para 70.000 hinchas.

La propuesta boquense de ampliar el estadio fue uno de los “caballitos de batalla” de Ameal para alcanzar la presidencia además de la presencia de Juan Román Riquelme, pero choca con las pretensiones de los vecinos.

En la historia, primero estuvieron las casas y luego el club. Nosotros estamos cansados de que estén culpándonos de que porque nosotros no vendemos no se hacen las reformas. Nosotros siempre estuvimos dispuestos a vender, pero el precio lo ponemos nosotros”, afirmó Rubén Lopresti, quien representa a los propietarios de la calle Iberlucea.

Con remodelación o no, la Bombonera siempre será un monumento del fútbol argentino y mundial. La sensación que se llevan aquellos que la visitan suele ser indescriptible, por la acústica y cercanía que provoca que el aliento se sienta mucho más que en otros estadios.


Nuestro Face