Política Sociedad

Con voto dividido y una modificación, aprobaron la Ley de Motoarrebato

Legisladores tucumanos aprobaron en forma dividida este miércoles la Ley de Motoarrebato que busca terminar con esta modalidad delictiva en la provincia. Establece restricciones en la circulación de motocicletas, además de fijar estrictos controles viales para tratar de reducir el motoarrebato.

En principio, el proyecto indicaba que las estaciones de servicio debían pedir algunos requisitos a los motociclistas para cargar combustible y se reservaban el derecho de admisión. Punto que generó polémica en los estacioneros ya que argumentaban no estaban para hacer el trabajo de policía.

Finalmente, y tras varias discusiones, este ítem fue desechado dentro de la ley.

Es una ley importante que ha tenido mucho estudio, debate y discusión. Esto es un diseño de política criminal que nos va a ayudar mucho. Intervendrán los tres poderes del Estado“, comentó el presidente de la Comisión de Seguridad y Justicia, Gerónimo Vargas Aignasse.

Y siguió, “se han hecho algunas modificaciones pero la ley salió prácticamente como creemos que tiene que salir. Espero que esto sirva para disminuir el delito y darle una mejor calidad de vida a los tucumanos“.

Sobre la modificación, Vargas Aignasse dijo, “las estaciones de servicio van a poder venderle combustible a los infractores. A mi no me parece, creo que todos los conductores tienen que tener casco pero hay una mayoría de legisladores que pidió cambiar esto. Pero lo más importante está contemplado en la ley“.

La votación en general terminó con 36 legisladores por la positiva y seis por la negativa (Raúl Albarracín, Walter Berarducci, Raúl Pellegrini, Federico Masso, José Ascárate y José Canelada, todos aliados a “Vamos Tucumán”). Un sector del oficialismo y bloques de la oposición objetaron distintos artículos cuando se votó el proyecto, punto por punto, en particular.

El objetivo de la Casa de Gobierno es comenzar a implementar este programa el próximo mes.

Nuestro Face