Sociedad

Llaryora, duro con la Nación por los subsidios al transporte

El intendente de Córdoba, Martín Llaryora, criticó al Gobierno nacional por el esquema de reparto de subsidios del sistema de transporte público e instó a “unirse” para alcanzar una distribución más equitativa de los fondos. “De cada 10 pesos de subsidios nacionales, nueve pesos se reparten en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y el resto en todo el interior. Defiendo los intereses de los cordobeses, y esos gritos no retumban lo que tendrían que retumbar en capital”, declaró en diálogo con Cadena 3.

En este sentido, aseguró que mientras que en Capital Federal reciben alrededor de 3,4 millones de pesos en subsidio por colectivo, en Córdoba ronda los 400 mil pesos.

“Y no hablemos sólo de Córdoba, sino de Rosario, Santa Fe y Paraná, todas ciudades que llevan más de 20 días sin transporte público. Por eso hablamos con los intendentes para ponerle fin y que vayamos a una discusión de fondo”, agregó.

Llaryora opinó que es “injusto” que los cordobeses paguen un boleto de 30 pesos, cuando el pasaje en el AMBA promedia los 17 pesos. “Y no digo que ellos vayan para abajo, sino que nosotros ganemos, para que paguemos todos igual”, señaló.

Luego, continuó: “No es un tema local de gestión o que los empresarios de allá son muy ingeniosos. El problema es de hace años porque hay una distribución inequitativa del Gobierno nacional”.

Sobre esto último, el titular del Palacio 6 de Julio apuntó contra “una complicidad” entre las autoridades y las empresas licenciatarias ante la firma de los acuerdos en Buenos Aires. “Hace 20 días estamos de paro y allá no se habla de nada”, manifestó.

“No vamos a permitir más esto. Necesitamos un acuerdo federal y serio para que tengamos el mismo servicio, ya sea que vivas en capital o en el interior”, subrayó.

Argumentó que en el interior no pueden continuar aumentando el boleto, ni tampoco destinar más fondos desde las arcas locales. “El esquema actual hace que en el interior se pague más. El boleto es un servicio popular. Sin colectivo no hay posibilidades de insertarse en el mercado laboral”, añadió.

Llaryora dijo que mantienen diálogo con funcionarios de Gobierno nacional pero que aún no recibieron esquemas. “A algunos les queda cómodo este esquema. Sé que levantar la voz en estos casos es difícil y puede traer problemas, pero estamos defendiendo los intereses de Córdoba y el interior”, expresó.

Pidió que las partes “se unan para cambiar la situación. Tenemos que estar juntos, Gobierno, empresas y trabajadores, y decir que no funcionaremos hasta que no tengamos un esquema federal y el boleto sea el mismo, porque la plata es de todos”, indicó.

Además, negó que se trate de medidas para evitar la circulación de personas por la pandemia. “En Buenos Aires hay transporte. Si es un concepto sanitario, lo estudiemos con el comité de salud y emergencia. Pero generemos un esquema para que los trabajadores puedan comer”, remarcó.

El mandatario, por otro lado, descartó que el problema sean los salarios de los choferes de colectivos. “Es un convenio nacional de UTA. Si te dan subsidios, haces andar cualquier empresa del interior”, comentó.

Por último, concluyó: “El transporte público es el servicio que más iguala. No podemos aumentar más las tarifas ni mantener el esquema. ¿Por qué? ¿Por una avivada o una decisión política? Estamos en un momento de crisis y son oportunidades para discutir temas de fondo”.

 

Teleconferencia entre intendentes

El intendente Llaryora conversó este miércoles por la tarde por teleconferencia, con sus pares de Rosario, Pablo Javkin; de San Carlos de Bariloche, Gustavo Gennuso, y de Santa Fe, Emilio Jatón.

Los intendentes coincidieron en la necesidad de avanzar, a través del diálogo, para que desde Nación se envíen más recursos al transporte urbano de cada ciudad.

Por otra parte, el intendente de la ciudad rionegrina,  precisó a Cadena 3 que “el transporte público en Bariloche está en un estado terminal”.

“La situación ya venía mal desde antes de la pandemia. Ahora, ya no se recauda nada, va vacío porque desalentamos el uso del transporte público (por Covid-19). Si bien lo hemos logrado mantener, sin que haya paro, es muy difícil, nos cuesta mucho hacerlo”, detalló.

En esa línea, apuntó: “Si el Gobierno nacional no entiende que el interior tiene que tener lo mismo que el AMBA, va a ser muy difícil sostenerlo. Además, nosotros tenemos tarifas de 35 pesos”.

El intendente de Bariloche aclaró, además, que el costo real – sin el subsidio- del transporte antes del confinamiento era de $ 70.

“Tendríamos que haber recaudado de 25 a 30 millones, pero solo obtuvimos un millón y medio de pesos. La recaudación propia bajó entre un 70 a 80% y la coparticipación, un 50 a 60%, por lo cual el municipio está trabajando con sus ahorros”, indicó.

Fuente: Cadena 3

 

UTA no descarta un nuevo paro de colectivos para la semana que viene

Nuestro Face