Mundo

Alerta en EEUU: El Ejército blindó la Casa Blanca por las protestas

La indignación en Estados Unidos por la muerte hace una semana de George Floyd, un ciudadano negro, a manos de un policía blanco sigue viva y continúan las protestas, con algunos disturbios, pese a que muchas localidades impusieron un toque de queda el domingo.

En Washington DC se registraron disturbios en las inmediaciones de la Casa Blanca con algunos destrozos, fuegos encendidos por los manifestantes, banderas estadounidenses en llamas y muros pintados con consignas contra la policía. En este momento hay miles de manifestantes exigiendo justicia a metros de las fuerzas policiales. Lo msimo sucede en Minneápolis.

En un momento en que el país enfrenta una ola de manifestaciones no vista desde la década de 1960, durante la lucha por los derechos civiles, queda para recuerdo la imagen de la Casa Blanca a oscuras y el presidente Donald Trump alojado en el búnker de seguridad.

Desde Nueva York a Los Ángeles, pasando por Filadelfia a Seattle, durante el fin de semana decenas de miles de estadounidenses salieron a marchar para denunciar la brutalidad policial, el racismo y las desigualdades que sufren las minorías.

Estas protestas se producen en un momento en que más de 100.000 personas han muerto en Estados Unidos por el nuevo coronavirus, y en que las medidas tomadas para mitigarlo han dado un fuerte golpe a la economía en un año electoral. La epidemia ha tenido un impacto devastador en la comunidad negra y algunos estudios muestran que esta población sufre una mortalidad hasta tres veces más que la de los blancos.

Por otra parte, el gobernador del estado de Minnesota, Tim Walz, anunció hoy que extenderá por dos días más el toque de queda nocturno con el fin de evitar los disturbios que se produjeron durante las protestas por George Floyd, el afroamericano asesinado hace una semana por un policía blanco.

Wlaz también informó que el funeral de Floyd se celebrará mañana. “Será un evento importante tanto para la ciudad de Minneápolis como para Minnesota y para la nación poder ver el proceso de celebración de una vida que nos fue arrebatada delante nuestro, una oportunidad de mostrar liderazgo“, dijo Walz en conferencia de prensa, según la agencia de noticias Europa Press.

En tanto, la autopsia ordenada por la familia de George Floyd, el hombre de raza negra que falleció hace una semana a manos de un policía blanco cuando era detenido en Mineápolis (Minesota, EE.UU.), confirmó que perdió la vida por “asfixia debido a una presión sostenida“.

De acuerdo a ese examen médico, “hubo una compresión del cuello y de la espalda que llevaron a una falta de riego sanguíneo al cerebro“, señaló el abogado de la familia de la víctima, Benjamin Crump, citado por medios de comunicación.

Los transeúntes que se encontraban en el lugar del suceso grabaron con las cámaras de sus móviles un vídeo en el que se ve al policía Derek Chauvin presionando el cuello de Floyd durante unos nueve minutos.


Nuestro Face