Deportes

Gallardo rompió el silencio en plena cuarentena y disparó contra la AFA

El 11 de marzo fue la última aparición pública de Marcelo Gallardo. El entrenador de River brindó la habitual conferencia de prensa luego de la goleada por 8-0 de su equipo ante Binacional de Perú por la Copa Libertadores y desde entonces no volvió a hablar públicamente. En el medio, pasó de todo: la decisión de su club de no presentarse a jugar ante Atlético Tucumán por la Copa Superliga, la suspensión del fútbol argentino por la pandemia de coronavirus, 90 días de cuarentena y más de 100 sin entrenamientos. Su silencio se rompió hoy y el entrenador no se guardó nada: apuntó contra la AFA por su indecisión, señaló la injusticia de no poder practicar, mostró preocupación por la devaluación del fútbol nacional y pidió acción dirigencial mientras replantea su futuro.

“Me parece que el fútbol no volverá en el corto o mediano plazo, salvo que haya presiones para que se quiera activar para agosto y jugar para septiembre y me parecería raro. Esto viene para largo. No sé si vamos a jugar durante este año. Pero me hubiese gustado que, cuando se habilitaron algunas actividades, poder haber empezado a compartir información un tiempo atrás para que no sea tan pesado esto que vivimos”, declaró Gallardo en la entrevista que le concedió este mediodía a Radio La Red.

“Mi preocupación inicial era que no había voces oficiales que nos dijeran dónde estábamos parados, hacia dónde íbamos. Todo el mundo entiende y pone por delante la salud y la vida de las personas, eso está clarísimo. El fútbol es una actividad para nosotros importante, pero hoy no es imprescindible. Igual, de ahí a quedarnos cruzados de brazos y que no haya nada… me pareció mucho. El deseo es poder activarnos con procotolos y cuidados. Quiero que tengamos esa posibilidad cuando nos permitan, pero que no digan: ‘Cuando el país entre en tal fase’. Está bien que no den fechas si no hay certezas, pero también hay que pensar en las consecuencias”, disparó el DT de River. “Hay mucho silencio porque debe haber un pacto entre los dirigentes de la AFA para mantener la sintonía. Ninguno quiere ir en contra de lo que dice el presidente. Yo hablo por mí, no por los demás, y trato de transmitir mi opinión”.

Con una marcada molestia en su tono de voz, el entrenador millonario habló más de 40 minutos en una larga charla en la que no se guardó nada y disparó constantemente contra la inacción de la AFA en medio de la pandemia. “Estoy muy preocupado con lo que va a ser el futuro del fútbol argentino que va en decadencia. Me preocupa todo. Esto no es de ahora claramente. En los últimos años no se han respetado formatos, organizaciones, instituciones… se cambiaron sobre la marcha situaciones. Eso hace a la devaluación del fútbol argentino. Y me vengo replanteando cosas desde hace tres meses, cuando arrancó esto. Yo estoy preocupado porque no estoy en mi casa sentando viendo una película en el sillón y tomando mate”, agregó el Muñeco.

“Yo no tengo deseos de romper la cuarentena, comer un asado con amigos o salir de shopping. Yo quiero hacer mi trabajo y activarme con los protocolos necesarios. La situación es difícil, pero debemos debatir ideas. Hubo mucho silencio y me generaba una gran indignación. Yo podría estar en mi casa tranquilo, pero no lo estoy porque necesito inyectarme de mi actividad, de lo que hago. No sé si se va a volver a jugar este año, por eso hay tanta cautela. Pero, ¿por qué no activar a los equipos y los jugadores que están en provincias que no tienen circulación del virus? ¿Por qué restringirlos? Hace 100 días que entrenan en su casa… es muy injusto. No pueden pasar 120 días para después prepararse y competir. Deberían arrancar. No es sacar ventaja, es liberar la mente y el físico de los que viven de esto”, comentó.

Días atrás, Gallardo compartió una llamada y un posterior almuerzo con el presidente Alberto Fernández para charlar acerca del futuro del fútbol argentino en plena pandemia y el posible regreso de los entrenamientos. El entrenador no ahondó en lo discutido en la reunión, pero sí dejó su reflexión acerca del accionar gubernamental, publica La Nación.

“Hoy el fútbol en nuestro país es una de las grandes atracciones para los argentinos. Pero también está claro cuando se pone por delante la salud. Hoy el Gobierno tiene un montón de situaciones más delicadas que el fútbol, pero no por eso el fútbol se tiene que quedar callado o en stand by hasta nuevo aviso. Hay que generar ideas para saber cómo vamos a volver a reinsertarnos. Esto hay que pensarlo como una industria que va entrar en un proceso de devaluación total. Si se sigue estirando esta gran incertidumbre, vamos a sufrir muchísimo el día después. Nadie lo evalúa y va a ser muy difícil. ¿Cómo van a volver los jugadores? ¿En qué momento de su situación contractual van a estar? ¿Qué momento del país vamos a tener con una moneda que se devalúa cada vez más? ¿Van a querer seguir nuestros jugadores?”, cerró.

 

Nuestro Face