Deportes

Las hijas de Maradona buscan que trate su adicción al alcohol

Giannina Maradona habló de la salud de su padre, Diego Maradona, y aseguró que junto a su hermana Dalma intentarán por medio de la Justicia que se trate la adicción al alcohol que sufre el ex futbolista.

“Estoy cansada de que quieran entender algo que no es entendible. Hay cosas que son inentendibles. Cuando dejé de tratar de entender qué es lo que le estaba pasando a mi papá, pude acercarme como hija”, contó Giannina al programa Intrusos (América TV).

Indicó, además: “Estoy en el límite donde no tengo que exponer a mi papá. Si lo hago, es adelante de un juez. Que se pueda hacer judicialmente”.

En ese sentido, aclaró que tanto ella como su hermana no tendrían problema en firmar algún documento que pruebe que su interés no es económico.

 

“Es lo que menos me interesa. Yo quiero que mi papá siga viviendo”, sostuvo. También reveló que “hace muy pocos días” pudo reconstruir lo que sucedió en Punta del Este en el año 2000 cuando Maradona estuvo internado, al borde de la muerte, por una sobredosis.

La joven contó que habló en reiteradas ocasiones con el médico personal del “Diez” porque no lo veía bien. “Yo tengo la obligación de decirle si hay algo que no está bueno para su salud”, expresó.

“El panorama del alcohol lo vienen negando hace un montón. No es algo de ahora, de la cuarentena”, aclaró. Y relató que en octubre del año pasado fue al cumpleaños de su padre con su hijo Benjamín, su hermana Dalma y su sobrina Roma, y no lo habían visto “bien”.

“Pero después yo volví sin avisarle ni a mi hermana”, continuó Giannina, y reprodujo la frase que le dijo a su mejor amiga, que fue con ella: “Necesito que me acompañes a ver a mi papá porque yo sé que esto no termina bien”.

Al llegar, se encontró con el actual DT de Gimnasia “dormido en una mesa con personas alrededor entre las que estaba Jana”. “Cuando mi papá se descompuso, Matías Morla (su abogado) se fue. Mi amiga lo quiso ir a encarar y yo le dije que lo grabe, porque después lo que dijera podía ser usado en su contra. Un señor seguía cantando como si nada…”, se lamentó Giannina.

“Corrí a agarrarlo. Se estaba ahogando, después quisieron hacer que soplara la velita”, continuó, y reprodujo el diálogo que mantuvo con su padre y los que estaban presentes.

—Papá, ¿vos querés?

—No, no quiero.

“No quiere, se quiere ir a dormir”, les dijo a quienes estaban aquella noche. “Pero la está pasando bien…”, le respondieron. Sin embargo, la joven se llevó a su padre a la habitación y lo ayudó a acostarse en la cama.

“Después, empezó una situación horrorosa que me angustia un montón tener que haber pasado y tener que contarla. No me molestaría tener que mostrarle las fotos, o las cosas de ese día, a un juez. Pero no en la televisión. A un juez”, aseguró..

Afirmó que tanto ella como su hermana están dispuestas a ir a la Justicia para tratar la adicción al alcohol de su padre. “Lo que se hizo en 2004, cuando a mi papá se lo pudo internar por su adicción a la cocaína, hoy no se puede”, destacó.

“Nosotras (Dalma y Giannina) hemos vivido situaciones que no estuvieron buenas. Mi papá me agradeció un montón de veces que en su momento lo hayamos internado. Le dimos la responsabilidad a un juez. Hoy no se puede hacer legalmente”, remarcó.

Por otro lado, contó que el día del cumpleaños de Diego se llevó un frasco de pastillas para analizar. Si bien no respondió qué arrojaron los resultados, manifestó su preocupación por la dosis que toma su papá.

“Yo ya no le digo que no tome alcohol. Pero él no lo disfruta. Ahí está el punto. No disfruta tomarse una cerveza. No lo disfruta”, manifestó preocupada, y destacó que el domingo pasado, el Día del Padre, no pudo comunicarse con Diego.

Fuente: Cadena 3

 

 

 

AFA diagrama el protocolo para la vuelta del fútbol


Nuestro Face