Sin categoría

Casi la mitad de nacimientos los registran padres sin estudios secundarios

El 40 por ciento de los padres y un 36,6 por ciento de las madres que inscribieron a sus hijos en el Registro Civil de la ciudad de Córdoba durante el año pasado no habían terminado la educación obligatoria al momento de realizar el trámite.

La explicación a esta estadística oficial no es el impacto del embarazo adolescente, que se mantiene por debajo del 10 por ciento del total de nacimientos, sino la sangría de alumnos del nivel medio.

“Por lo general, el abandono escolar no se da a partir del embarazo, ocurre antes: los jóvenes dejan la escuela porque tienen otras problemáticas por resolver. Algunos necesitan salir a la calle a rebuscarse en la vida y lo único que encuentran son ofertas de trabajo en negro”, dice Patricia Feier, jefa de consultorios externos de obstetricia y adolescencia de la Maternidad provincial.

Algo de esto le pasó a Andrea Arrieta, de 28 años y mamá de dos niños, de 8 y 3. Hace 11 años abandonó la escuela cuando le faltaban pocos meses para egresar: “En octubre de quinto año empecé a trabajar y me gustó más la plata que la escuela, así que la dejé. Con eso me compraba mis cosas, me alcanzaba para salir. Después quedé embarazada y ya la dejé. Ahora quiero terminarla porque me falta un año, así puedo ayudar a mi hijo con la tarea y conseguir algún trabajo, porque hasta para cuidar chicos te piden el secundario completo”, dice, entusiasmada, porque comenzará a cursar el mes que viene.

El de Andrea no es un caso inusual. Se trata de un fenómeno sostenido, con un leve incremento de varones que no completan el nivel medio: en 2015, el 37,8 por ciento de los padres que inscribieron nacimientos en la ciudad de Córdoba tenía un nivel educativo inferior al secundario finalizado.

Al año siguiente, el mismo grupo alcanzó al 39,5 por ciento. El año pasado rozó el 40 por ciento: 39,7. El porcentaje de madres que no completaron el secundario se mantuvo al filo del 37 por ciento durante los últimos tres años.

Estos datos integran el portal Gobierno Abierto de la Municipalidad de Córdoba, que publicó la variable de nivel educativo alcanzado por los padres y madres de recién nacidos anotados en el Registro Civil de la Ciudad.

FUENTE: La Voz


Nuestro Face