Espectáculos

Revelan otro fraude en Ojos que no ven, de Andrea Politti

TRUCHOS. El programa de Andrea Politti quedó en el ojo de una fuerte polémica.

Los engaños en el programa que conduce Andrea Politti parecen ser ya moneda corriente.

Este viernes, presentaron a Ludmila –una presunta boxeadora- y a Mauricio, oriundo de Chile, quien al parecer es el psicólogo deportivo que viene tratando con la joven desde hace poco más de ocho meses.

Hasta ahí, una historia más de amor de las típicas que aparecen en el programa de canal Trece. Esta vez, fue ella la que no podía sacar de su corazón al psicólogo, por lo que decidió jurarle amor eterno frente a las cámaras. O algo así. “No quiero ser tu amiga, quiero ser algo más”, le dijo Ludmila en medio de “No quiero ser tu amigo”, el tema musical de César “Banana” Pueyrredón.

Bajo la música de Ricky Martin, Cristian Castro o Sin Bandera, él accedió a intentarlo y se fundieron en un beso que duró tan solo unos segundos y que derivó en un fuerte abrazo. Según se pudo averiguar, Mauricio Morales es efectivamente de nacionalidad chilena –tal y como lo presentó el programa- y que, además, es psicólogo, aunque no deportivo.

También es fanático de Bon Jovi, hace Kick boxing y lo cierto es que también es actor, un detalle no menor en esta historia porque Ludmila lejos del boxeo es modelo.

De nombre Luz Barbosa–al menos artístico- la bella mujer es un experimentada modelo de desnudo artístico y sus últimas producciones fueron bajo la lente de Walter Belfiore, fotógrafo especializado en desnudos artísticos.

Con tan solo ingresar a la página oficial de Belfiore, se puede ver como Ludmila posa suelta de ropa junto a otras dos modelos.

“Las Wicca son Luz (Ludmila), Bianca y Lola, tres experimentadas modelos de desnudo artístico, y artistas ellas mismas, cuya misión además de embrujar desde la belleza es la de hacerle las cosas más fácil al fotógrafo”, las describe Belfiore.

Según confirmaron allegados de la joven modelo, se trata de una historia falsa y aseguraron que Ludmila fue convocada luego de un casting.

Mandarina, la productora del programa, había difundido un comunicado en el que explicaban que a partir de ahora exigirían que los participantes firmen una declaración jurada que confirme la veracidad de las historias. ¿Qué dirán ahora?

FUENTE: Contexto