Policiales

Nuevas pruebas confirmarían que el móvil del crimen del párroco fue un robo

Familiares del sacerdote Oscar Juárez se presentaron en la jornada de ayer en la Fiscalía en Homicidios I, a cargo de Adriana Giannoni, admitiendo la existencia de una importante suma dinero en dólares que pertenecían al sacerdote asesinado. Manifestaron que el párroco les había entregado el dinero para su resguardo, el día previo a ser brutalmente asesinado.

Los investigadores consideran este dato constituiría otra evidencia de que el móvil del crimen fue el robo. Según esa hipótesis, la secretaria de la iglesia San Martín de Porres habría conocido de la existencia de ese dinero en dólares. Su hijo (detenido en el marco de la causa) se habría enterado de la información que daba cuenta de esa importante suma en poder del padre Oscar. Voceros investigativos señalaron que no fue especificado el origen de los dólares.

El caso

El cura fue asesinado de 15 puñaladas en la casa parroquial de San Martín de Porres. Dirigidos por la Fiscal Giannoni, el personal de esa unidad judicial, coordinado por el prosecretario Marcelo Salla, con el Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF) encontraron a través de una cámara de seguridad de un vecino los principales indicios respecto al presunto asesino.

Con esas averiguaciones en sus manos, la fiscal solicitó un allanamiento el viernes pasado en la propiedad de la secretaria de la iglesia. En el marco de esas tareas secuestraron valiosos elementos de prueba para la causa y aprehendieron al principal sospechoso del hecho.

 

 

Habilitan un nuevo control en el puesto fronterizo Los Mistoles


Nuestro Face