Política

Romano Norri: “Es una vergüenza que no haya una sanción contra Loza”

#Cuando uno comete un error lo debe asumir. A mí me pasó y pagué", sostuvo Agustín Romano Norri.

Agustín Romano Norri, presidente de la bancada Cambiemos, habló sobre el escándalo que hubo días atrás en el Concejo capitalino. El edil, confirmó que no habrá sanciones a Dante Loza (PJ) y Rodolfo “Johny” Ávila (Cambiemos) por la agresión en el recinto.

Según se supo, en la última sesión los concejales de la oposición a la Intendencia (Tucumán Crece-PJ, Fuerza Republicana y Restauración Peronista) y de Cambiemos no lograron arribar a un acuerdo para definir los castigos contra sus colegas.

“Creo que fue una situación vergonzosa. El cuerpo actuó mal. La sociedad había juzgado, vio que hubo la agresión de un concejal hacia otro, pero como siempre el PJ buscó tergiversar los hechos intentando poner en pie de igualdad a dos concejales, cuando uno era claramente la víctima y el otro el agresor”, explicó.

Luego, el edil dijo: “la agresión es clara y contundente. El concejal Ávila ha sido víctima y estas son las cosas que molestan. Cuando uno comete un error lo debe asumir. A mí me pasó y pagué. Me tocó por un audio personal (se pronunció contra Eva Duarte de Perón) y me suspendieron. Son las reglas de juego. En aquel momento pedí disculpas, fui sancionado y mi mismo bloque acompañó la sanción.

“No nos hace bien que seamos noticias por esto. Intentamos hacer todo lo posible para que Loza tenga un sanción, pero el PJ tiene esa visión de ver la política; lo cierto es que hemos perdidos todos”, remarcó el concejal de Cambiemos.

Esto se da luego de que la oposición y Cambiemos no alcanzaron un acuerdo para aprobar las suspensiones de ambos ediles. Por reglamento, no podrá insistirse hasta 2019. “Quedará en nada hasta el año que viene”, dijo Romano Norri.

Sobre una futura reelección de Germán Alfaro, dijo: “su gestión va por el buen camino; es exitosa. Obviamente faltan cosas, pero nos parece que sería importante un período más de nuestro intendente. Ocho años es un proceso en los cuales se pueden hacer muchas cosas”, cerró.

 

Fuente: La Gaceta


Nuestro Face