Política

Una docena de provincias le subieron Ingresos Brutos a la actividad comercial

El impuesto a los ingresos brutos (IIBB) fue apuntado como uno de los factores que empujó a que Carrefour en la Argentina presentara un procedimiento preventivo de crisis. “Su gran problema son Ingresos Brutos y la competencia con los súper chinos”, afirmó  hace unos días una fuente del Gobierno en contacto con el problema.

Doce provincias subieron Ingresos Brutos al comercio, aunque tres solo lo hicieron para algunos segmentos. Son Salta, Misiones, Tucumán, Río Negro, Neuquén, Tierra del Fuego, La Pampa, CABA, Santa Fe, Entre Ríos, Jujuy y La Rioja. Son correcciones de tasas generales o por segmentos.

El pacto fiscal estableció límites diferenciados para las alícuotas por actividad, y en determinados sectores son más altos de lo que se venía cobrando. En el caso de la actividad comercial, fija la alícuota en el 5% para el período 2019-2022.

Las alzas más importantes fueron en Salta, que subió este año de 3,6% a 5%; en Misiones, del 3,5% a 4,5% en el comercio mayorista; de 2,5% a 5% en servicios comerciales e industriales, y de 0% a 4,5% la venta minorista de pan común y galletas. En Tucumán el alza fue de 3,5% a 5%; Río Negro elevó a 5% la tasa general al comercio y a los servicios generales, cuando el año pasado eran de entre 3% y 3,8%.

Neuquén incrementó la tasa general para el comercio mayorista y minorista al 5%, del 3% y el 3,5% que cobraba en cada caso; Tierra del Fuego pasó de 3% a 3,5%; La Pampa subió medio punto, y en la CABA, los comercios que facturen más de $10.000 millones anuales tuvieron una suba escalonada del 3% al 5%.

Compensación

Una fuente del Ministerio de Hacienda insistió en que el pacto fiscal, de manera global, trae una reducción de la presión impositiva y que se subió el límite de Ingresos Brutos en rubros como el comercio para que las provincias compensaran la baja que sufrirían al tener que reducir alícuotas de otros rubros.

“Algunas usaron ese espacio y otras no; además, tuvimos en cuenta que para el comercio minorista el efecto cascada del impuesto es menor”, agregó, y advirtió que la presión fiscal es un combo y no hay que perder de vista, por ejemplo, “el alto costo oculto de las tasas municipales”.

También planteó que algunas de las jurisdicciones que subieron Ingresos Brutos al comercio lo bajaron, por ejemplo, a la industria. Un caso es Tucumán. “Hay que analizar si los proveedores les trasladaron a sus clientes esa menor alícuota, si compartieron la mejora”, agregó la fuente oficial.

Fuente: La Nación

Nuestro Face