País

Huyó del control de alcoholemia y se durmió en la vereda

EXCESO. El alcoholímetro midió un grave exceso del límite permitido.

Una imprudente maniobra de un hombre mayor que circulaba en una camioneta en completo estado de ebriedad fue descubierta por la policía santiagueña en la autopista Juan Domingo Perón, y al momento de secuestrarle el rodado el acusado provocó graves incidentes y huyó.

En el marco de los diferentes operativos de Seguridad Vial, efectivos policiales se encontraban realizado un control de rutina en el carril Santiago-La Banda. Cumpliendo su tarea, detuvieron la marcha de una camioneta que era guiada por un hombre de 60 años.

Allí los efectivos identificaron al acusado -con domicilio en el Bº San Martín- quien tras presentar la documentación correspondiente del rodado fue sometido al test de alcoholemia. Los uniformados le colocaron la pipeta en la boca y determinaron que presentaba 2.20 grados de alcohol por gramo en sangre, tras mediar más de 15 minutos para que se sometiera al procedimiento.

Al ver que el hombre ponía en riesgo no solamente su propia vida sino también la de terceros, le solicitaron que descendiera del rodado para que el mismo sea secuestrado. El pedido de los guardianes del orden alteró al acusado.

Fuga

Sin mediar palabras, el chofer de la Volkswagen Amarok rompió el alcoholímetro. Furioso, subió a la camioneta e intentó embestir a los uniformados que pretendían secuestrarle el rodado. Según revelaron las fuentes consultadas, existen imágenes recogidas en el procedimiento que brindan evidencia de que el sexagenario no podía articular oración coherente alguna y mucho menos mantenerse en pie.

La policía apostada en el control quedó con la documentación del conductor, e inmediatamente decidieron buscarlo en su domicilio del barrio San Martín, en la ciudad de La Banda. Grande fue la sorpresa de los efectivos cuando al arribar al inmueble encontraron al sujeto dormido en el interior de la camioneta, en la vereda de su casa.

Allí fue reducido y trasladado a la Comisaria 12. Los funcionarios policiales se comunicaron con el fiscal de turno, Dr. Hugo Herrera, quien ordenó que quede alojado en la comisaría hasta tanto recupere su lucidez y más tarde sea entregado a un familiar responsable.

Además el vehículo en el que se conducía quedó secuestrado por la infracción cometida originalmente.

FUENTE: Contexto