Política

El kirchnerismo empieza a debatir el proyecto de impuesto a la riqueza

A la misma hora que está previsto el envío del Presupuesto 2021 a la Cámara de Diputados, la comisión de Presupuesto y Hacienda arrancará con el debate de una batería de iniciativas clave que marcan el nuevo rumbo post pandemia para el Gobierno.

El primero de los temas es la creación de un Régimen de Defensa de los Activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA); el segundo es el Aporte Solidario Extraordinario, el impuesto la riqueza ideado por el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller, y por el jefe del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner.

Y el tercero se agregó ayer, cuando ya estaba convocada la reunión de comisión: se trata de un proyecto de ley del cordobés Pablo Carro que buscará prohibir beneficios económicos a empresas que tengan domicilio en los llamados ‘paraísos fiscales’ o que tengan probada evasión fiscal.

Todas las discusiones de comisión, sin importar el tema, siguen siendo remotas, según el acuerdo alcanzado la semana pasada entre todas las bancadas y el presidente de la Cámara, Sergio Massa.

“Vamos a avanzar con paso firme pero sin apuro”, indicaron desde el kirchnerismo a Infobae sobre la posibilidad de un tratamiento exprés para el aporte obligatorio, por única vez, que gravará a los bienes personales declarados por más de $ 200 millones. Según se indica en el bloque oficialista, así como se anunció en abril pero se presentó a fines de agosto, tampoco se emitiría dictamen en la primera reunión.

El oficialismo afinó su discurso en defensa de la iniciativa que alcanza a unas 12.000 personas y grava sus bienes entre un 2% y 3,5%. Los bienes en el exterior, pagarán 50% más. El destino de lo recaudado, que se calcula en unos $ 300.000 millones, quedará fijado en la ley.

El texto original indica un 20% para la compra de equipamiento de salud; un 20% para apoyo a las PyMEs con subsidios y créditos (fue un reclamo de la bancada de Consenso Federal, es decir el lavagnismo); un 15% para la urbanización de barrios populares; 25% para obras y equipamiento a YPF para producir y envasar GAS Natural y un 20% para financiar un relanzamiento del plan PROGRESAR para jóvenes.

En el Frente de Todos el tan postergado tratamiento genera alivio: no pocos consideran que hasta la primera mitad del año parlamentario la agenda fue marcada por la presión de Juntos por el Cambio que tiene 116 diputados frente a los 118 del Frente de Todos (119 si se contabiliza la licencia de José Ignacio de Mendiguren).

En la principal fuerza opositora hay matices. Hay diputados radicales que manifestaron su predisposición a favor. “El sistema tributario es regresivo, algunos diputados creemos que hay que hacerlo más progresivo y hacer que haya más tributación de parte de aquellos que más capacidad contributiva tienen. Es un avance que sea sobre las personas y no sobre las empresas, lo que sería una distorsión porque podrían trasladarlo a los precios”, respondió un opositor a Infobae.

Otros tienen objeciones técnicas porque es un tributo análogo al de Bienes Personales, la base imponible es similar y no es coparticipable. En ese marco, hay quienes propondrían modificaciones (el puntano Alejandro Cacace, el pampeano Martín Berongharay y tal vez radicales porteños, entre otros) y quienes lo rechazan de plano. El interbloque de Juntos por el Cambio discute su posición.

El resto de las fuerzas políticas podrían acompañar, según anticiparon, lo que garantizaría al Frente de Todos conseguir mayoría. “Conceptualmente estamos de acuerdo”, dijo el rionegrino Luis Di Giacomo de Juntos Somos Río Negro aunque remarcó la necesidad de evitar un reparto discrecional.

El jefe del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, José Luis Ramón, viene manifestándose también a favor lo mismo que varios de los integrantes del interbloque Federal. La izquierda tiene una propuesta más amplia para gravar a una mayor cantidad de personas.

 

Fuente: Infobae

 

Al menos diez grandes empresas se fueron o redujeron su presencia en el país


Nuestro Face