Policiales

Caso Luis Espinoza: un imputado teme por su vida

Claudio Zelaya, uno de los diez imputados por la desaparición y muerte de Luis Espinoza, tiene miedo de que sus compañeros policías cobren venganza en su contra por haber delatado dónde estaba el cuerpo del trabajador rural asesinado el 15 de mayo de este año en la localidad de El Melcho, al sur de la provincia.

Zelaya era cabo de la policía de Tucumán y prestaba servicios en la comisaría de Monteagudo, cuando integró el grupo de nueve uniformados y un civil que atacaron a Espinoza y su hermano, Juan Antonio. A Luis le dispararon por la espalda, arrastraron su cuerpo por el monte, lo subieron a un auto particular, lo desnudaron en la comisaría y lo trasladaron en el auto del comisario hasta las montañas de Catamarca, donde lo arrojaron por un barranco.

Si bien unos días más tarde dos imputados se quebraron y confesaron lo ocurrido, fue Zelaya quien indicó la ubicación precisa del cuerpo, que fue hallado luego de una semana de intensos rastrillajes. El cabo, al igual que los otros dos delatores, aseguraron que actuaron en todo momento amenazados por el jefe de la comisaría, Rubén Montenegro.

Si bien la Justicia ordenó que todos sean trasladados a la cárcel de Villa Urquiza, Zelaya continúa alojado en la sede de Bomberos de la ciudad de Monteros. Es que el ahora ex policía tiene miedo de que sus compañeros atenten contra su vida si es encerrado junto a ellos en el penal, en vista de que fue él quien posibilitó que el cadáver sea hallado. Además, Zelaya planea acogerse a la llamada “Ley del arrepentido”; aunque, para lograrlo, debería conseguir que la causa pase a la Justicia Federal. Ya lo solicitó, pero el juez Fernando Poviña todavía no resolvió ese asunto.

Zelaya, para evitar ser trasladado a Villa Urquiza, presentó un recurso de hábeas corpus en la Justicia Federal pero el juez Federal 2 no hizo lugar a su pedido. Entonces, recurrió ante la Cámara Federal de Apelaciones, que también rechazó la solicitud. Finalmente, llegó a la Cámara Federal de Casación Penal, que entendió que su pedido era admisible y ordenó al juez de primera instancia que diera trámite al recurso. Sin embargo, el magistrado declaró “absrtacto” el pedido, ya que las autoridades no insistieron en trasladarlo al penal, por lo que Zelaya permanecerá alojado en Bomberos, separado de sus ex compañeros.

Etiquetas

Nuestro Face