Ocio

Pantera Negra va camino a ser un fenómeno cultural

PANTERA NEGRA. El filme que promete revolucionar el mercado.

“Supongo que ninguno de nosotros está acostumbrado a los reflectores”, comenta un elegante T’Challa, el Príncipe de Wakanda, al conocer a Natasha Romanova, también conocida como la Viuda Negra, en “Capitán América: guerra civil”.

Unas escenas después, T’Challa, que acaba de quedar huérfano y desea venganza, cambia su traje azul hecho a medida por un conjunto blindado de cuerpo completo y reaparece como un nuevo superhéroe de Marvel.

El Príncipe tendrá que acostumbrarse a la atención: aún antes de su estreno mundial este mes, “Pantera negra” hizo polvo los récords de taquilla, superando a “Capitán América: guerra civil” en el primer día de preventa de entradas y pasando a “Batman vs. Superman: El origen de la justicia” para convertirse en la película de superhéroes más taquillera de la historia en el sitio de venta de entradas Fandango.

De manera aún más impresionante, la película también está superando a sus contrapartes de la pantalla grande en alcance cultural.

Bombo publicitario

No se había visto tanto bombo publicitario y tanta esperanza por un largometraje entre el público afro-estadounidense desde “Malcolm X” de Spike Lee, en 1992.

Desde salidas especiales en grupo planeadas por fans emocionados hasta campañas de crowdfunding para asegurar que la puedan ver los niños, “Pantera negra” se perfila para convertirse en un fenómeno.

En diciembre, un video viral de dos hombres afro-estadounidenses emocionados por ver el póster de la película con su reparto enteramente de estrellas de raza negra —“¡¿Esto es lo que la gente blanca siente tipo TODO EL TIEMPO?!”, escribió un hombre en Twitter— pareció reflejar la expectativa, con más de 2.5 millones de reproducciones.

Lo que tiene al público tan impaciente esta vez es en parte la combinación de un realizador afro-estadounidense (Ryan Coogler, de “Fruitvale Station” y “Creed: corazón de campeón”), un elenco de primera (Chadwick Boseman, Michael B. Jordan, Lupita Nyong’o, Angela Bassett y Forest Whitaker) y una banda sonora coproducida por un superastro del rap (Kendrick Lamar), todo ello en una de las franquicias más populares en Hollywood.

La historia de origen del superhéroe africano también aviva la emción. El personaje de Pantera negra, creado por Stan Lee y Jack Kirby, fue el primer superhéroe de raza negra en las historietas tradicionales y debutó en el número 52 de Los cuatro fantásticos, el cómic de Marvel, en 1966.

En muchas formas, Pantera negra es parte de una ola actual de superhéroes de color, igual que Luke Cage, de Netflix. Pero “Pantera Negra” tiene el telón de fondo de Wakanda, un país africano ficticio que es rico y tecnológicamente avanzado.

Parte del atractivo del film yace en el hecho de que Wakanda nunca fue colonizado. “Wakanda es una especie de utopía negra en nuestra lucha contra el colonialismo y el control imperial de tierras negras y gente negra por parte de gente blanca”, indicó Deirdre Hollman, cofundadora del Black Comic Book Festival, realizado cada año en Nueva York. “Hay tanto poder que surge de la idea de que hubo una comunidad, una nación que se resistió a la colonización”.

Para Frederick Joseph, un consultor de marketing que creó el #BlackPantherChallenge, una campaña en GoFundMe para comprar boletos para que jovencitos puedan ver “Pantera negra” en cines, la complejidad de Wakanda adquiere un nuevo significado en estos tiempos.

Comparado con el menosprecio del presidente Donald J. Trump por Haití y los países africanos, “tienes a Wakanda como un lugar de afro-futurismo, de lo que pueden ser las naciones africanas o de lo que podrían haber sido y seguirían siendo si no hubiera ocurrido el colonialismo”, afirmó.

FUENTE: Clarín