Política

La Corte Suprema frena el traslado, pero por ahora los jueces no vuelven a sus cargos

El fallo emitido este martes por la Corte Suprema frena el traslado de los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi y del magistrado Germán Castelli, pero no ordena que estos vuelvan a sus cargos.

Al aceptar el per saltum, el máximo tribunal deja en suspenso la remoción pero no los restituye a los cargos que ocupaban antes de la resolución del Senado de la Nación.

Con el fallo, la Corte le avisa al Consejo de la Magistratura que no ocupe los lugares de Bruglia, Bertuzzi y Castelli hasta tanto no defina la cuestión de fondo: si el oficialismo puede removerlos a través de los votos de los legisladores del Frente de Todos en la Cámara alta.

El máximo tribunal prevé definir en los próximos días si Bruglia y Bertuzzi vuelven a la Cámara Federal porteña y Castelli al Tribunal Oral Federal 7, que tiene a su cargo la causa “Cuadernos de la corrupción K” y, por ende, investiga la responsabilidad de la vicepresidenta Cristina Kirchner en el caso.

Los manifestantes que durante 24 horas hicieron un abrazo simbólico a Tribunales se fueron conformes con la aceptación del per saltum. Entienden que la Corte podía haber rechazado el recurso presentado por los jueces, pero decidió aceptarlo y dejar el traslado en suspenso hasta definir la cuestión de fondo. Bruglia, Bertuzzi y Castelli tienen licencia hasta el 6 de octubre. El fallo final saldría antes.

“Sin que implique pronunciarse sobre el fondo de la cuestión sometida a este tribunal, se declara admisible el recurso extraordinario por salto de instancia, con efecto suspensivo de la sentencia recurrida”, señala la resolución de los jueces Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti, Horacio Rosatti y Elena Highton de Nolasco.

El caso

Bruglia, Bertuzzi y Castelli fueron removidos de sus cargos luego de que el Senado rechazara los traslados, que se llevaron adelante durante la gestión de Mauricio Macri.

El oficialismo cuestionó el traslado de un total de diez jueces durante la gestión de Cambiemos, al argumentar que se decidieron sin cumplir una serie de requisitos necesarios. Entienden que no se respetaron las jurisdicciones, las competencias ni las jerarquías, y que faltó la aprobación del Senado.

Para la oposición se trata de una maniobra para garantizarle “impunidad” a Cristina Kirchner, dado que los camaristas habían fallado en su contra.

A través del per saltum, Bruglia, Bertuzzi y Castelli objetaron la revisión de sus traslados señalando que se hicieron cumpliendo todos los reglamentos vigentes. También consideraron que tienen derechos adquiridos y que solo pueden ser removidos de sus cargos a través de una resolución judicial.

Fuente: TN

 

La Casa Rosada aumenta su parte y achica a las provincias

 

Nuestro Face