Policiales

La muerte del joven en barrio Belgrano tiene la marca de un sicario

En la calle casi no había personas. A las 21.30, el ruido de una moto pequeña acabó con la paz en el pasaje Medrano al 500, en el barrio Belgrano. Una pareja que circulaba en una Honda Biz color roja pasó muy despacio por delante de una casa donde había tres jóvenes charlando. Cuando estuvo al frente de ellos, el conductor le habría dicho a Eduardo Romero: “a vos te voy a matar como a una rata” y siguió camino. Él y Carlos y Luis Castillo no le prestaron mucha atención. Pensaron que se trataba de una confusión, pero no fue así. El joven volvió y cumplió con su palabra. Regresó a los pocos segundos y disparó un arma, hiriendo mortalmente a Luis. Los investigadores creen que se trató de un ajuste de cuentas.

Los sobrevivientes contaron que se arrojaron al suelo y que cuando se levantaron observaron a la víctima desangrándose en medio de la calle. Cuando levantaron la cabeza, observaron que los agresores se habían marchado del lugar rápidamente. Según informaron fuentes policiales, no pudieron identificar al hombre que disparó y a la mujer que lo acompañaba.

“Por lo que cuentan en el barrio fue una cosa muy extraña. Los changos estaban charlando vino alguien y les disparó sin piedad. Nadie puede saber con precisión cuántos tiros hicieron, pero sí que las balas ingresaron en el cuerpo de la persona equivocada”, destacó Esteban Arreyes, vecino de la zona.

En opinión de los comisarios Jorge Dib y Diego Bernachi, de la división Homicidios, se trató de una venganza, pero hasta el momento no pudieron determinar qué la habría originado.

Muchos “quioscos”

Acá no estamos acostumbrados a que se produzcan este tipo de hechos, pero ya nada nos llama la atención. Escuché a muchos vecinos que en la moto iba una mujer y que jamás se asustó por lo que había sucedido”, destacó Juana de Herrera.

Fernanda, otra vecina, comentó que en esa zona hay muchos quioscos que venden droga y que, según algunos comentarios, hay gente que quiere quedarse con todo el negocio. “Esas cosas que antes la veíamos por televisión, las estamos viviendo. Si no paran el tráfico de drogas, esta situación se complicará más”, indicó.

Fuente: La Gaceta